57 años del FSLN: nacido y pensado por la libertad de Nicaragua

El Frente Sandinista de Liberación Nacional se ha consolidado como el principal partido político de Nicaragua. | Foto: Reuters
En medio de la violencia prolongada en la nación latinoamericana, el FSLN liderado por el comandante Ortega ostenta logros económicos.

En 1961 nació una organización fundamental en la historia de Nicaragua e incluso de Latinoamérica, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que aunó todas las esperanzas de una región en pleno régimen somocista.

En ese momento estaba en el poder Luis Anastasio Somoza Debayle, desde 1956, tras el asesinato de su padre, el dictador Anastasio Somoza García.

Inspirados por la Revolución Cubana de 1959 el FSLN fue fundada como una organización político-militar para luchar, con las armas, contra la dictadura.

El FSLN retomó los ideales de Augusto César Sandino, quien luchó contra la invasión estadounidense en Nicaragua (1926-1933), se preparó en las zonas rurales y urbanas para enfrentar a la dictadura, que recibía apoyo de Washington.

La meta era conseguir la libertad, lograda el 19 de julio de 1979, que pasó a la posteridad como el Día de la Revolución Popular Sandinista; celebrado el pasado jueves con jolgorio por parte de la ciudadanía en medio de hechos violentos que llevan meses.

Celebración del aniversario 39 de la Revolución Sandinista en la capital nicaragüense. Foto: EFE

Casi medio siglo una familia (Somoza) tenía el control del poder en Managua. Pero todo cambió con la llegada del Frente Sandinista, que sin embargo, perdió las elecciones en 1990.

Tuvieron que pasar 17 años para que la agrupación volviera al Ejecutivo, por la vía democrática, de la mano del comandante de la revolución Daniel Ortega.

Éxitos macroeconómicos

Actualmente, Nicaragua es considerado uno de los países más estables de la región, al tiempo que está en condiciones de despuntar como una de las economías más importantes de Centroamérica.

Una encuesta asesorada y validada por el Banco Mundial, reveló que la pobrezaha decrecido en esa nación en los últimos años. La investigación dio como resultado que 70 por ciento de los nicaragüenses clasifica en la categoría de no pobre.

En 2017 Ortega fue reelecto con el 71,3 por ciento de los votos para el período presidencial 2017-2022. Y todos los sondeos lo consolidan como el único líder ante la división de la oposición.

>> La Revolución Sandinista que dignificó a Nicaragua

Tomado de teleSUR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *