Abre Semana del Diseño con mirada en la gestión de esa actividad

La necesidad de una adecuada gestión del diseño en función del desarrollo económico y la satisfacción de los públicos en Cuba, abrió hoy los debates de la XIV Semana del Diseño, con sede en La Habana hasta el 12 de mayo.

Esa temática centra la segunda edición de La Tiza, revista cubana especializada que se presentó esta jornada en el contexto de la cita, la cual ocupará múltiples espacios de la ciudad con el propósito de involucrar tanto a profesionales del ramo como a los destinatarios finales de esa actividad.

Acerca de las bondades de una buena estrategia de gestión en los espacios dedicados a la producción industrial y de mensajes comentó el diseñador Pedro García-Espinosa, cuyas valoraciones abren la publicación, lanzada por primera vez en la I Bienal de Diseño de La Habana (BDHabana),  en mayo de 2016.

El experimentado director creativo comentó sobre las deudas relacionadas con la gestión de esa rama y destacó excepciones positivas dentro de instituciones estatales y del sector privado, que muestran un desarrollo más acelerado y una capacidad gerencial superior, con repercusión en la calidad de vida de la sociedad.

García-Espinosa invitó a reflexionar a quienes consideran el diseño como un gasto, cuando es en realidad una inversión que “garantiza calidad, usabilidad e imagen de un objeto”, y puede intervenir en la disminución de los costos de producción.

Leonel Amador, asesor del ministro de Industrias, se refirió a la urgencia de incorporar la gestión del diseño como una herramienta estratégica en los procesos industriales, con vistas a posicionar renglones competitivos y actualizados en el mercado foráneo, y contribuir a la sustitución de importaciones.

Como buen ejemplo fue citado el proyecto independiente Espacios, estudio fundado hace casi dos décadas por Vilma Bartolomé, donde se fusionan arquitectura, diseño y arte.

De acuerdo con su creadora, se trata de una iniciativa de renovación constante, con un área dedicada a la producción de diseños autóctonos y otra de exposición como LAB26, sede principal del proyecto.

Durante la presentación de la revista intervino Mirta Muñiz, una de las personalidades más importantes del ámbito publicitario y de la televisión en la Isla en la década del 50 del pasado siglo, a quien está dedicada la publicación.

La también Premio Nacional de Televisión por la obra de toda la vida (2011), recordó la existencia de agencias de diseño, cartelismo y anuncios publicitarios, actividades que mostraron un declive luego del triunfo de la Revolución, en 1959.

Muñiz calificó al diseño de terreno de combate en la actualidad, mientras acotó que aún no ha sido incorporado del todo a los procesos para contribuir a la calidad de vida de las personas y la búsqueda de productos más hermosos que motiven el consumo y la exportación.

En la segunda edición de La Tiza aparecen trabajos relacionados con el manejo de las marcas en Cuba, la formación de profesionales del diseño, un resumen sobre lo más trascendental de BDHabana, una infografía con los Premios de la Oficina Nacional de Diseño (ONDi) en 2016, y un artículo dedicado a PARAWIFI, reconocido proyecto de mobiliario para la conexión a la red inalámbrica en la Isla.

Como parte de las actividades más importantes de la XIV Semana del Diseño, se entregarán los premios Nacional de Diseño, por la obra de la vida, y de Gestión de Diseño, cuya convocatoria se extiende por primera al sector cuentapropista.

Información de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *