Ajetreo en ONU por segmento de alto nivel de la Asamblea General

El segmento de alto nivel de la Asamblea General de la ONU trae hoy mayor ajetreo dentro y fuera de su sede, donde algunos espacios fueron reconfigurados para acoger a líderes de todo el mundo.
En la explanada frente a la entrada principal de edificio se alzan unas grandes letras: la etiqueta o hashtag #UNGA (United Nations General Assembly) es una muestra de la importancia creciente que toman las redes sociales y otras plataformas digitales en la divulgación de este y otros eventos de ONU.

También en esa plaza, varias gigantografías abogan o defienden temas de relevancia internacional.

Una vez dentro del recinto, una sui géneris instalación con los rostros de personas de diversas regiones del planeta quiere recordar a todo el que pase cerca que los civiles no deben ser un objetivo de las guerras o el terrorismo.

De acuerdo con sus organizadores, esta es la primera ‘petición viva’ que se suscribió con una selfie para abogar por la protección de los civiles y el respeto al Derecho Internacional Humanitario.

Varios pasillos y otras estancias de la ONU han sido mofidicadas empleando divisiones temporales por motivos de seguridad, y el paso a algunas áreas estará limitado para el debate general del 73 período de sesiones de la Asamblea, a celebrarse del 25 de septiembre al 1 de octubre.

Además, desde inicios de la próxima semana las calles aledañas al cuartel general de la ONU en Nueva York estarán cerradas debido a la visita de unos 128 jefes de Estado y de Gobierno, según anunciaron hasta la fecha.

Del mismo modo, se prohibirá el paso de los peatones por esa misma zona y el edificio de la ONU ya no estará abierto a los visitantes y suspenderá sus recorridos guiados mientras dure el segmento de alto nivel de la Asamblea General.

Según lo previsto, los dignatarios participantes en los debate de alto nivel abordararán un amplio espectro de cuestiones, incluido el desarrollo sostenible, el cambio climático, la paz y la seguridad, los derechos humanos, preocupaciones de salud pública y la igualdad de género.

Por primera vez, la Asamblea General está presidida por una mujer latinoamericana, la diplomática ecuatoriana María Fernanda Espinosa, quien es la cuarta mujer en ocupar ese cargo.

Tomado de Prensa Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *