Ajustar la promoción

La tiendas del FCBC emplazadas en el bulevar avileño constituyen solo muestra inconclusa de nuestro potencial creativo
La tiendas del FCBC emplazadas en el bulevar avileño constituyen solo muestra inconclusa de nuestro potencial creativo

De cómo la promoción logra resultados y enaltece espíritus pudiera explicarnos con detalle Jesús Calaña, artífice de un conjunto de acciones implementadas en nuestra filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), y que rinden hoy dividendos superiores a los vaticinados.

“Con la premisa de que los artistas, su obra, y las redes de comercialización deben ser conocidas por el público comenzamos a trabajar”.

A la necesidad de publicitar, se unió la voluntad de Luis Alberto Venegas Carmenate, director de la institución, quien cedió espacio a nuevas formas de visualizar el trabajo de los creadores afiliados.

El trabajo con materiales resistentes y los diseños atractivos siempre atraen interesados
El trabajo con materiales resistentes y los diseños atractivos siempre atraen interesados

Se efectuaron evaluaciones preliminares para constituir catálogos de excelencia que agruparon a 21 artistas de las artes plásticas, 15 de las artes visuales, se emplazaron todos los establecimientos de la red comercial, y se incluyó al proyecto Tríada, constituido por los tejidos de Guayza, la joyería de Pauyet, y los trazos de Nelson Domínguez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2009.

Como resultado directo de esta iniciativa, Jeosviel Abstengo, Liesther Amador, Elías Henoc, Miguel Chamorro y Michel Moro fueron convocados a exponer en la importantísima galería Collage Habana, adscrita al FCBC, para ser, según los protagonistas, la primera vez que desde las instituciones se gesta una iniciativa como esta en el terruño.

Cerca de 58 spots, de una factura impecable, difunden la labor de los creadores y circulan por la señal de la Televisión Avileña (TVA) y la Televisión Nacional. También, se han colgado gigantografías, lienzografías, y se prepara una multimedia con información on-line.

Para fortalecer las ventas, a los habituales espacios de expoventas, se sumó la galería Rosita Fornés, en el Melia Cayo Guillermo, donde, quien pague las sumas correspondientes, puede llevarse arte cubano a casa.

La función empresarial de la institución que, a la postre, define su objeto social, no la pierde de vista Venegas Carmenate, quien explicó que de enero a junio se debió ingresar en moneda total 11 millones 453 946  pesos; pero las cifras superan los 15 millones de pesos, para evidenciar un ocho por ciento de crecimiento con respecto a igual período del año anterior.

Para el público ajeno a los derroteros de la creación artesanal del terruño, la cadena de creación, promoción, circulación, y venta pudiese parecer engorrosa.

Sin embargo, la pervivencia de nuestras más genuinas expresiones culturales y saberes dependerá, entre muchos factores, de la capacidad de construir mecanismos capaces de publicitar y, a la par, orientar las tendencias de consumo de la mayoría, de abandonar la pereza institucional, y de estimular a los artistas que demandan nuevos horizontes para vender, visualizar su obra, y acercarla a los públicos potenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *