Alberto Fernández proyecta medidas sociales en sus primeros días de gobierno

Con intensidad y sin tiempo que perder para tratar de aliviar un poco al que más sufrió con el ajuste del gobierno anterior, los primeros días del presidente argentino, Alberto Fernández, han estado muy movidos.

Ya venía trabajando desde hace semanas para adelantar al menos los primeros pasos de una gran ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Económica, que enviará en los próximos días al Congreso, al cual convocó a sesiones extraordinarias y tendrá trabajo incluso hasta el último día del año.

Y es que, como afirmó en su discurso tras ser investido el pasado 10 de diciembre, “primero hay que comenzar por los últimos para llegar a todos”. En esa línea ha estado enfocado en los primeros cinco días de su gestión el que muchos han llamado por estos días el presidente profesor pues, en medio de la vorágine, y tras la fatigosa jornada de su investidura, fue a tomar exámenes a sus alumnos.

Ya lo dijo, no pedirá licencia y hará un extra esfuerzo para cada 15 días ir a su clase de derecho penal en la Facultad de la Universidad de Buenos Aires, donde es profesor hace años, y así lo hizo incluso esta semana “San Alberto”, como lo bautizaron algunos estudiantes, quienes tienen hoy una especie de estampita para que su nuevo presidente les de suerte.

Pero más allá de su rutina diaria, el mandatario ya ha anunciado varios decretos de necesidad y urgencia que buscan amortiguar, al menos a corto plazo, varios de los problemas latentes en un país marcado por una fuerte crisis y recesión, que terminará un 2019 con una alta inflación y más de 15 millones de pobres.

En un contexto de gravedad extrema de emergencia debemos comprender que no existe la posibilidad de pedirles más esfuerzo a quienes tienen hambre, no se le puede pedir más sufrimiento al que no llega a fin de mes. Debemos salir de esta situación con solidaridad, señaló en su primer discurso como presidente a la nación.

Otra de las medidas tomadas apenas asumir fue la de la doble indemnización ante casos de despido sin causa en el sector privado y la emergencia ocupacional.

En este sentido, la emergencia se extenderá por un término de 180 días y se convocó a la Comisión Negociadora del Convenio Colectivo de Trabajo General para la Administración Pública Nacional a reunirse dentro de los próximos 90 días.

El decreto de necesidad y urgencia, señala que en el caso de despido sin justa causa durante la vigencia del decreto, los trabajadores afectados tendrán derecho a percibir el doble de la indemnización correspondiente de conformidad con la legislación vigente.

Al fundamentar la decisión, el nuevo Gobierno de Alberto Fernández precisa que la tasa de desempleo se ha incrementado hasta el 10,6 por ciento en el segundo trimestre de 2019, un punto porcentual superior a un año atrás, con tasas que en el caso de los jóvenes superan el 18 por ciento para los varones y el 23 entre las mujeres.

Mejoras salariales en las asignaciones y jubilaciones que saldrán por ley, para estimular el mercado interno y la producción son otros de los anuncios que se esperan en los próximos días.

Pero también las mujeres, a las cuales les concede gran importancia, han estado en el centro de su trabajo en este inicio de ciclo de gestión y así lo dejó saber a través de su ministro de Salud, cartera también recuperada tras ser degradada por el anterior Ejecutivo.

Ginés González García, el designado al frente de ese ministerio, anunció el nuevo Protocolo de Aborto No Punible para consagrar los derechos adquiridos de todas las personas gestantes.

En la Resolución 1/2019, se establece que este protocolo, definido como una guía para los equipos de salud en el cumplimiento de las interrupciones legales del embarazo, es un imperativo de la política sanitaria nacional en salud sexual y reproductiva.

Todo esto sin contar su plan para una Argentina sin hambre, en el que de forma paralela trabaja con figuras de todos los sectores sociales, porque este es uno de los mayores flagelos del país.

Según adelantó el diario Página 12, el mandatario y sus flamantes ministros trabajan hoy para modificar la política fiscal regresiva que dejó el expresidente Mauricio Macri para beneficiar a los sectores menos favorecidos.

Aumentos en jubilaciones y en las llamadas Asignación Universal por Hijo, más el impuesto a las compras en el exterior y cambios en bienes personales, son otras de las iniciativas que espera tomar a corto plazo mientras apunta a un nuevo proyecto de presupuesto para 2020 que enviará al Congreso para su futura aprobación.

(Con información de Prensa Latina)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *