Alerta sobre la higiene comunal

Por estos días la higiene de nuestros barrios es un tema que deja mucho que desear. Con solo dar pequeños pasos encontramos desechos de todo tipo los cuales  se acumulan formando muchas veces montañas que nadie ve, ni recoge. De esta forma la situación epidemiológica en el territorio de Ciego de Ávila es inestable.

Revertir esta situación es el llamado que se le hace a toda la población que debe vincularse aún más, a las labores de higienización que se realizan para minimizar los índices de infestación del mosquito Aedes Aegypti.

A decir de los operarios que laboran en la campaña antivectorial, en el consejo popular Indalecio Montejo en la ciudad capital, la población aún no percibe el riesgo que trae aparejado no realizar el autofocal y negarse a fumigar los días previstos, asi como acumular los desechos sólidos en lugares no apropiados, entre otras muchas indisciplinas sociales que hoy vemos.

A esta situación se suma la justificación de algunos directivos, dígase, de comunales, salud pública y las distintas empresas relacionadas directa o indirectamente con la campaña de promoción y prevención antivectorial, que se escudan en la falta de recursos para la labor de saneamiento y no fiscalizan en la calle el informe de cuanto se saneo verdaderamente en las comunidades, ni cuáles son las condiciones objetivas de trabajo que tienen los operarios y trabajadores movilizados para desarrollar esta tarea.

En estos momentos no podemos bajar la guardia pues existe en las comunidades una situación favorable para el desarrollo del vector, de ahí que se hace necesario, digo, imprescindible que todos los factores locales participen y fiscalicen de manera más efectiva pues según sea la intervención así serán  los resultados a corto y largo plazo.

De acuerdo a nuestro Código Penal de Cuba en su  Capítulo V: Delitos contra la Salud Pública, se puede procesar a quienes reinciden en las multas o no permiten de manera exprofeso intervenir en las casas estimulando de esta manera una epidemia, pero ¿Hasta la fecha cuántas personas han sido procesadas?

Debemos tener presente que estamos en temporada de verano donde las lluvias y el tránsito de personas hacia otras localidades son más frecuentes, por eso acabemos de interiorizar la peligrosidad del problema y no dejemos brechas  en la vigilancia, que debe ser con mayor rigor y profesionalidad, cuestión que hoy en Ciego de Ávila es tarea pendiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *