Alistadas industrias de Ciego de Ávila para procesar tomate

La provincia de Ciego de Ávila está lista para realizar de febrero a abril el procesamiento industrial de tomate, campaña invernal muy necesaria para producir alimentos enlatados y sustituir importaciones.

De octubre a la fecha se sembraron más de dos mil 500 hectáreas con la hortaliza, suficientes para garantizar 30 mil toneladas que deberán ser convertidas en pastas, Vita Nova y tomate frito.

Solamente el combinado industrial de la Empresa Agroindustrial Ceballos se propone elaborar aproximadamente el 50 por ciento del total del volumen planificado (15 mil toneladas), cifra similar a la campaña anterior, dijo a la ACN el ingeniero Wilver Bringas Fernández, director de la entidad.

Otros centros de la Empresa Alimentaria, como el de Florencia, y las 16 pequeñas fábricas que funcionan en el centro avileño, también producirán conservas de alta calidad para el turismo, el mercado local y demás territorios.

La contienda tiene prevista, aparte del suministro fabril, garantizar, asimismo, el acopio de 20 mil toneladas del tomate de ensalada, no apto para la industria, pero muy apetecido en los hogares, hoteles, restaurantes y otros lugares por su exquisitez.

Más de las dos terceras partes de la siembra de este vegetal recae en las cooperativas de producción agropecuaria y de crédito y servicios, sobre todo en Majagua, municipio que aporta casi el ciento por ciento de esa hortaliza cada año, informó Frank Güemes, del buró provincial de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

Entre los colectivos de campesinos de esa localidad se mantienen de punteros el Orlando Expósito, Evelio Molinet, Alfredo Gutiérrez y Reinaldo Maning, aunque en los últimos días las lluvias han afectado las siembras y madurado el fruto antes de tiempo en varias fincas, según dirigentes de los pequeños agricultores.

Según la literatura especializada, el tomate es la principal fuente dietética del antioxidante licopeno, reduce enfermedades del corazón y el cáncer, posee vitaminas C y K, potasio y ácido fólico, protege  la salud intestinal, baja la hipertensión arterial, mejora la diabetes y es bueno para la piel y el tracto urinario.

Tomado de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *