Amar sin calendario

Se es madre cuando das a luz, y cuando das tu luz a hijos, sobrinos o ahijados. Se es madre si sentiste que todos tus anhelos se posaron en un diminuto cuerpo. Se es madre, hayas tenido los dolores o no, desde el momento preciso en que sostuviste dos manitos, y la vida se te volvió una espiral de emociones. Se es madre con el primer latido de otro corazón retumbando en tu cuerpo, en el de una hermana, en el de una amiga. De ese «cargo» no se regresa nunca, porque si hay perpetuidad en algo es en el amor de madre, que solo sabe ir in crescendo.

Con esta galería de fotos las celebramos hoy. Feliz día desde Televisión Avileña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *