El amigo fiel de los títeres

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

A Yosvany Abril lo conozco desde que comencé a trabajar, porque mantengo un contacto directo con el sector de la cultura y quienes en él laboran.

Desde entonces he podido conocer de su jovialidad, su disposición siempre a dar una entrevista, de su laboriosidad frente a los muchachos de la compañía Polichinela y también de la fuerza y la seriedad con la que asume su trabajo.

En la sala Abdala, ubicada en una de las principales arterias de Ciego de Ávila, se le puede ver constantemente, soñando nuevos proyectos con sus coequiperos y en medio de los continuos ensayos para perfeccionar cada pieza.

Graduado de la Escuela Profesional de Arte de Bayamo, comenzó su trayectoria como actor en 1997 y aunque por estos tiempos el teatro para niños centra su profesión, sus inicios en ese mundo fueron con el público adulto.
Sin embargo, los muñecos y sus encantos lo sedujeron con mayor atracción, según confiesa, y con ellos comparte una relación muy especial que se construye y perfecciona con el día a día.

El nueve de junio del 2003 fue su debut como director de Polichinela, función en la cual se desempeña actualmente y que le ha valido todo un reconocimiento no solo en la escena avileña, sino también fuera de ella.

“La mayoría de los actores del grupo tienen una formación empírica, por lo que reciben una preparación exhaustiva, pues la agrupación funciona también como una academia, sobre todo para las nuevas generaciones que se incorporan, y a este elemento del aprendizaje y las clases le damos un valor primordial.”

Más de 15 espectáculos conforman el repertorio de la compañía, que no solo llena las carteleras para los más pequeños en escenarios de esta ciudad, sino que tiene igualmente un alcance mucho mayor, pues con ellos han llegado a varias provincias y los aplausos del público han coronado cada una de las presentaciones.

Desde hace algunos años la sede Abdala se convirtió en la casa de esta tropa de muchachos encabezados por Yosvany, quien asegura que eso es todo un reto para ellos pues les impone poner sus obras una y otra vez y descansar muy poco.

En el 2011 llegó un espacio que se ha hecho habitual cada año auspiciado por el grupo, la Jornada Teatral Títeres al Centro, una fiesta en la que se unen amigos de varios rincones de la Isla y más recientemente otros procedentes de diferentes partes del mundo, para hacer reír a grandes y chicos con la manipulación de diversos personajes.

Yosvany y sus artistas ponen ritmo a las jornadas avileñas de fines de semana con cada pieza que dibuja la sonrisa de los infantes, siempre felices de que los títeres aparezcan para hacer de las suyas y los colmen de esa alegría que solo ellos saben traer. (Por Lisandra López Peña, ACN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 3 =