Analizan logros y deficiencias de la XII comprobación del control interno

Gladys María Bejerano Portela, Contralora Generar de la República de Cuba y vicepresidenta del Consejo de Estado, ratificó en Ciego de Ávila la necesidad de estabilizar como medida de buenas practica el autocontrol en todas las entidades para formar en los colectivo disciplina consciente que genere valores humanos.

El control se extendió a 8 entidades, de ellas solo una es de subordinación local, con la participaron de unos 80 auditores, apoyados por 28 estudiantes de la Universidad Máximo Gómez Báez, que cursan carreras relacionadas con la materia.

Aun cuando se reconoció un ascenso en el ambiente de control en general, se analizaron las entidades que no ejercen un adecuado control administrativo en el uso de los inventarios, los combustibles y las cuentas por cobrar y pagar.

En la cita sobresalió que no siempre es adecuado el flujo de la información, la falta conciliación entre los departamentos contables y el resto de las actividades, la necesidad de una mayor eficiencia en la gestión administrativa y las evaluaciones financieras y económicas, pero con una efectiva evidencia documental.

La también miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, significó como en otros intercambios de este tipo, la necesidad de ver el control como una cuestión inherente al comportamiento diario y explicó que el control interno no es una metodología, sino una manera de actuar, que precisa en cada colectivo, de cohesión, disciplina e integración.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *