Aumentan molienda industrial de tomate en Ciego de Ávila

Selección del tomate en la nueva línea procesadora del combinado industrial de cítricos y frutales de Ceballos, en Ciego de Ávila.
Selección del tomate en la nueva línea procesadora del combinado industrial de cítricos y frutales de Ceballos, en Ciego de Ávila.

El procesamiento industrial de tomate en Ciego de Ávila registra ya más de cinco mil 400 toneladas de pastas y puré, la sexta parte de la molida prevista para la actual campaña.

Pedro Díaz González, subdelegado de la Agricultura, dijo que el objetivo es moler en total unas 32 mil 500 toneladas con un eficiente aprovechamiento del fruto e incrementos por jornadas desde ahora hasta finales de abril o principios de mayo.

Agregó que la actual temporada de la hortaliza es una de las más altas de los últimos años con la siembra de dos mil 700 hectáreas por los campesinos y obreros estatales, lo cual asegura abundante materia prima a las fábricas y también a los mercados, puntos de ventas y carretilleros.

La pródiga cosecha y calidad del vegetal han reducido los precios, que en diciembre y enero rondaba los 10 pesos o más la libra, mientras desde las últimas semanas la tarifa bajó hasta tres pesos, con tendencia a continuar descendiendo por su elevada producción, según especialistas en el tema.

El combinado de Ceballos puede recibir más de 400 toneladas de esa hortaliza cada día y tiene condiciones para moler 10 mil toneladas por mes, aseguró a la ACN Rodolfo Morales Pérez, director de esa Unidad Empresarial de Base.

Otros centros de la Empresa Alimentaria, como el de Florencia, La Trocha y las 16 pequeñas fábricas que funcionan en el centro avileño, también producirán conservas de alta calidad para el turismo y el mercado local, a partir de esa verdura.

La contienda tiene prevista, aparte del suministro fabril,  garantizar el acopio de unas 20 mil toneladas de tomate de ensalada, no apto para la industria, pero muy apetecido en los hogares, hoteles, restaurantes y otros lugares.

Más de las dos terceras partes de la siembra en la provincia recayó en los campesinos, sobre todo del municipio de Majagua, que se proponen tributar unas 16 mil toneladas, el 50 por ciento del total a recoger en la provincia, destacó Oscar Téllez Cepeda, delegado de la Agricultura en esa localidad.

Elogió a varios colectivos de anapistas, entre los cuales están las cooperativas Orlando Expósito, Evelio Molinet, Alfredo Gutiérrez y Reinaldo Maning, que obtienen rendimientos de entre 15 y 20 toneladas de tomate por hectárea, dos veces más que lo tradicional.

Tales resultados obedecen a la calidad de la semilla, viveros tecnificados y las acciones de los técnicos y especialistas de Sanidad Vegetal que, además del tomate, atienden los cultivos de papa, arroz, frijol, maíz y otras labranzas de la temporada invernal.

Tomado de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *