Avileños con precauciones en inicio de temporada ciclónica

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
La limpieza de los territorios resulta vital ante la llegada de un evento climatológico
La limpieza de los territorios resulta vital ante la llegada de un evento climatológico

Aunque Ciego de Ávila no ha sido en los últimos años afectada por el cruce de organismos ciclónicos, la población en los diez municipios del territorio se suma al cumplimiento de un conjunto de indicaciones de la Defensa Civil y otras organizaciones de la provincia, para reducir las afectaciones ante la posible trayectoria de un fenómeno meteorológico durante la temporada ciclónica.

Con antelación al desarrollo del Ejercicio Popular Meteoro 2017, se comenzaron a poner en práctica acciones concretas, entre las que figuran: la limpieza de los sistemas de drenajes para evitar posibles inundaciones ante la presencia de intensas lluvias asociadas a organismos ciclónicos.

La poda de árboles en evitación de interrupciones de los sistemas eléctricos y telefónicos, la actualización de los planes contra desastres naturales por parte de los consejos de dirección de empresas y organismos a fin de preservar los respectivos recursos económicos, previsión de locales de evacuación e información a la población sobre las medidas a cumplir en las distintas etapas, son otras de las estrategias que se precisan en la provincia avileña en el inicio de la temporada ciclónica.

Simultáneamente se trabaja en la actualización y puntualización de misiones de la red de emergencia de la Federación de Radioaficionados de Cuba en el territorio, y el grupo colombófilo, factores elementales ante el azote de un huracán de gran intensidad.

Pese a que la ubicación geográfica de Ciego de Ávila no resulta muy proclive al paso de feroces huracanes, válido es recordar nombres como el de la tormenta tropical Rita que el 30 de septiembre del 2005 pasó muy cerca de Cayo Coco con implicaciones de intensas lluvias en la vertiente norte de este territorio, o el huracán Georges, que el 24 de septiembre de 1998 vino atravesando el territorio nacional desde el oriente cubano hasta un punto de Ciego de Ávila escogido para internarse en el mar, provocando estragos en viviendas y cultivos, sin obviar a Lili que en octubre de 1996 provocó afectaciones en las provincias centrales de Cuba.

De ello se deduce que Ciego de Ávila no está excluida de la posible trayectoria de un organismo ciclónico, por lo que estar preparados reduce la posibilidad de sufrir severas afectaciones por las devastadoras ráfagas de un huracán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 8 =