Capote: Cuando el mar te hace leve

«Aquí yace un campesino, de la Sierra, del Palmar que abrió al futuro un camino,  tirando piedras al mar.»

Larry Morales, del libro Tirarles piedras al mar.

La irrefutable  proeza  de los hombres  que hacen de la voluntad y  la esperanza  la realidad de un sueño, hacen que  la tierra  le sea  leve a Evelio Capote Castillo.

Ese guajiro, fue el fundador junto al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz del contingente Roberto Rodríguez, El Vaquerito, el primero de su tipo en el país.

Comenzó  la  obra con solo seis KP-3, tres Kamaz y un cargador, más le basto   tener  el  compromiso   de cumplir con Fidel,  para contar con un  grupo de hombres  para enlazar la parte norte avileña con las provincias de Camagüey y Villa Clara  y levantar una carretera sobre el agua entre la isla de Turiguanó y Cayo Coco, uno de los islotes de Jardines del Rey, en el norte del territorio.

“Mi misión es hacer una carretera sobre el agua hasta un cayo que mi vista no alcanza a ver, que existe más allá de donde el cielo parece que se une con el mar”

La tarea, comenzó  en marzo de 1987  con las fuerzas del contingente El Vaquerito, pero desde mucho antes Evelio Capote quien llegó desde Bayamo, a  la provincia ya tenía un responsable compromiso con la revolución , pues formó parte del movimiento revolucionario 26 de julio ,fue uno de los rebeldes del Tercer Frente Oriental Doctor Mario Muñoz Monroy ,participó en numerosos combates, entre los que se destacaron los ataques al cuartel de la Loma del Gato, en apoyo a la Huelga General del 9 de abril y al de La Maya, en la primera limpia del Escambray, en el ataque a Playa Girón,

Para quien nació  en una cuna humilde allá en la  finca La Estrella, en las cercanías de Bayamo el 25 de abril de 1932, el trabajo, la responsabilidad, la sencillez, la honradez, fueron los únicos móviles  para  convertirse en uno  de los Héroes de  nuestra República .Su vida estuvo vinculada al campo,  a la construcción de hornos de carbón,  fue machetero profesional y carretero en distintas zafras.

 

Evelio Capote Castillo, Héroe del Trabajo de la República de Cuba, falleció hace un año  en  la ciudad   de Morón   a los  87 años.

Pero a pesar de  las múltiples responsabilidades la vida del granmense moronero Evelio Capote Castillo como dirigente, delegado de circunscripción y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular se emblematizó en esos kilómetros de carretera.


El  desarrollo de esta carretera  no fue una utopía para Fidel ni para Capote pues aquel  sueño se hizo realidad gracias a la voluntad de hombres y mujeres que desafiaron la naturaleza y, sin saberlo, edificaron el camino de la provincia hacia el futuro.

Imagino que muchas veces antes de partir a la eternidad, para Capote tirar piedras en un lugar donde la vista se perdía, dejó de ser el fin.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *