Cartelera cultural de verano

 

Un total de 3 864 actividades encaminadas a combinar armoniosamente el disfrute sano y la formación de valores son  las propuestas de este verano  que el público podrá disfrutar.

Resulta la cultura un ingrediente indispensable para conjurar este entramado, pues además de playas, piscinas y ofertas gastronómicas, se necesita una programación coherente para diversificar y generalizar opciones, sin que esto redunde en simplismo o mediocridad.

Siguen siendo compromisos ambiciosos la satisfacción de todos los gustos y llegar a cada comunidad, si tenemos en cuenta que un desembarco fugaz en un consejo popular o una fiesta algún fin de semana es insuficiente para calificar de positivo el desarrollo de la etapa estival o señalar la existencia de opciones para todos los gustos.

Complacencia que obvia el hecho de que si en casa es difícil responder a todas las exigencias, por qué pretenderlo con la oferta cultural dirigida a miles de personas entre las que, de seguro, habrá gustos que devendrán disgustos y no merecen, siquiera, ser legitimados.

Ofrecer lo que el público demande es un arma de doble filo pues terminaríamos por aceptar solo música grabada y la animación de un Dj por encima de cualquier orquesta en concierto, más trap que espectáculos variados, y asimilaríamos pasivamente la tendencia a visitar poco las galerías, los museos y los sitios históricos, como ya lo han demostrado las estadísticas.

El propósito primario debe ser poder elegir y, luego, hacerlo bajo el mejor criterio por lo que el reto sigue siendo inmenso para las instituciones encargadas de conformar no solo una agenda, sino de formar y educar el gusto estético.

Por lo pronto se anuncian giras de carácter nacional que tendrán su parada en Ciego de Ávila con artistas de renombre como Haila María Mompié, Ivette Cepeda y espectáculos del Circo Nacional de Cuba; la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos moverá su catálogo por toda la geografía; y el Consejo Provincial de las Artes Escénicas y, el Centro Provincial del Libro y la Literatura aportarán otro tanto en el completamiento de la oferta.

Esto unido a una gestión eficaz de los recursos ayudará a aderezar estos dos meses, porque si de algo están cansados espectadores y artistas, es de impuntualidades, espectáculos mal parados por la premura y planificaciones que no se concretan.

Sobre las Casas de Cultura de cada municipio y los instructores de arte debiera recaer una parte importante de la concepción de las propuestas para que cumplan verdaderamente su papel de hacedores de cultura y lograran sincronizar con sus públicos.

Sin olvidar la importancia de las labores de divulgación y promoción por parte de los promotores que perviven para ganar los aplausos de la mayoría, y no de los dos o tres vecinos curiosos, y hacer que valgan la pena el trayecto y el empeño.

En este apretado cronograma siempre cabrán los imprevistos, pero la lógica impone rectitud y no dar cabida a demasiadas faltas. Vale hacer menos y con calidad antes de ceñirnos a las engañosas cifras que poco dicen o a un plan efectivo solo en los papeles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *