Celia, la flor más auténtica de Cuba

No es posible hablar de la Revolución Cubana sin mencionar el nombre de Celia Sánchez Manduley.

Mujer que toma el camino de las montañas para convertirse en un miembro efectivo del Ejército Rebelde.

Desde joven su gran pasión fue el estudio de las ideas y el pensamiento político, revolucionario y antiimperialista de nuestro apóstol, José Martí.

Su firme decisión política la hace merecedora del respeto y la confianza de quienes la conocieron tanto en el llano como en la Sierra, sobre todo porque  ningún problema era  para ella un obstáculo sin solución.

A 98 años de su natalicio el pueblo de Cuba recuerda su presencia, plena siempre de ternura y exigencia, que devino hermosa y autóctona flor de la Revolución Cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *