Ciegoplast no detiene proceso inversionista

 

La diversificación de las producciones distingue al colectivo de Ciegoplast

Los trabajos para el montaje en esta provincia de la primera línea del país de tubos de polietileno de alta densidad de 1 200 milímetros de diámetro comenzaron en la empresa Ciegoplast, pionera en Cuba en la fabricación de estos conductos.

Hiorvanys Espinosa Pérez, director de la entidad, afirmó que las labores iniciales se circunscriben al acondicionamiento del área, la reparación civil de la nave, las conexiones eléctricas, el cambio del banco de transformadores  y el alistamiento de cada uno de los lugares donde, a inicios del segundo semestre de 2018, serán instalados los equipos automatizados.

Destacó que el monto de la inversión supera los dos millones de pesos y forma parte de la estrategia del país de continuar con el programa inversionista para que no se detenga el desarrollo de la infraestructura hidráulica.

Hasta ahora, solo en las otras dos fábricas de su tipo: Hidroplast, en La Habana, y Holplast, en Holguín, elaboran tuberías de hasta 1000 milímetros de diámetros, por lo que el inicio de la línea en la fábrica avileña permitirá al país disminuir al mínimo las importaciones de este tipo de caño.

Ciegoplast, desde el 2017, se encuentra sometida a un proceso inversionista de envergadura, con la introducción de nuevo equipamiento tecnológico para una mayor diversificación de las producciones, tanto en el taller de inyección como en el de tubos, donde existen dos líneas productivas, capaces de elaborar conductos desde los 90 milímetros hasta los 900, y un taller de conexiones para la fabricación de Y, T, crucetas, codos y otros elementos especiales.

La acción del colectivo de Ciegoplast ha sido determinante en la puesta a punto de cientos de obras, entre las que se incluyen los sistemas de agua de las capitales provinciales de Mayabeque, Ciego de Ávila, Las Tunas, Santiago de Cuba, los destinos turístico Jardines del Rey; Cayo Santa María, en Villa Clara; Guardalavaca, Holguín; Cayo Cruz, en el norte de Camagüey; y la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, en Artemisa, entre otras.

Los tubos de polietileno de alta densidad superan a sus similares de acero, hierro fundido, asbesto cemento y fibra de vidrio, entre otros, por su flexibilidad, elasticidad, gran resistencia química, durabilidad y la ausencia de incrustaciones.

Entre los logros fundamentales del colectivo laboral, formado por más de 70 trabajadores, se encuentran el Premio de la Calidad Empresarial y la condición de Vanguardia Nacional en los últimos cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *