Cítricos de Ciego de Ávila con plantaciones frondosas

A pesar de la prolongada sequía, agricultores de Ciego de Ávila disponen de más de 800 hectáreas de cítricos en frondosos campos con la introducción de técnicas agroecológicas.

El empleo de compost mezclado con materias orgánicas, lombricultura, cachaza azucarera y otras composiciones naturales, ayudan a contrarrestar la carencia de lluvias y a favorecer las plantaciones de naranja, limón, toronja y mandarina, parte de ellas en producción.

Abanderados en sus acciones son los trabajadores de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) La Estrella, de la Empresa Agroindustrial Ceballos, por el cuidado y las atenciones culturales que mantienen sus hombres y mujeres, informó el administrador, Lupe López Rosa.

El proyecto agroecológico forma parte de una estrategia nacional del Ministerio de la Agricultura con la contribución de campesinos avileños en el rescate paulatino de las casi cuatro mil hectáreas citrícolas destruidas aquí a mediados de la pasada década por la plaga Huanglonbing (HLB), conocida igualmente como Dragón Amarillo.

El ingeniero Wilver Bringas Fernández, director de la entidad, dijo a la ACN que fue difícil la reconquista de esas tierras afectadas por la epidemia HLB para lograr la reanimación de una producción que siempre fue insignia en Ciego de Ávila.

Agregó que la naranja lidera este tipo de cultivo en la provincia y el área cubierta se ubica en nuevos terrenos, más favorables para prevenir afectaciones de las plagas por la dirección de los vientos, en tanto avanza el programa de articulación agroecológica para elevar la eficiencia y calidad de las cosechas.

Sin embargo, el extenso período de sequía ha dañado asimismo los cítricos, que ocupan el centro del territorio, donde radica el sector hidrogeológico más deprimido, el número Cinco, que cubre zonas de los municipios de Ciego de Ávila, Ciro Redondo y Morón, explicaron técnicos de Recursos Hidráulicos.

Labriegos estatales y campesinos priorizan además la siembra de limoneros, que aportan varias cosechas al año, mientras los naranjos son árboles de una sola época y tras la recogida hay que esperar a la temporada siguiente, según los especialistas.

Información de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *