Continúan con buen paso los apicultores de Ciego de Ávila

Los apicultores de Ciego de Ávila acopiaron 62 toneladas de miel de abeja durante enero y febrero con destino a la exportación, un producto que proporciona dividendos a la economía nacional.

Aunque las floraciones del actual período se mantienen por debajo de lo esperado, los campesinos y criadores estatales cumplieron al ciento por ciento su plan de entrega, además de cera y propóleos, dos derivados también muy útiles en la industria farmacéutica y en otros usos.

El ingeniero Robin Pérez Pérez, director de la Unidad Empresarial de Base que atiende a esos productores, dijo a la ACN que el objetivo es aportar este año 220 toneladas de miel, para lo cual los hombres y mujeres vinculados a estas labores aprovechan al máximo los manglares y otras área de la floresta.

Destacó el esfuerzo realizado desde finales del año anterior y lo que va del presente, además del rescate de miles de colmenas que fueron devastadas por el huracán Irma, en tanto prosigue el incremento de las abejas reinas en las seis unidades dedicadas a su desarrollo.

Pérez Pérez puntualizó que este trimestre y el próximo serán mejores, ya que se prevé un mejoramiento floral en los litorales del norte y el sur de la provincia, mientras la Empresa Forestal contribuye con madera para el aumento de los apiarios.

Hanoi Sánchez Medina, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños en este territorio, ponderó el quehacer de los apicultores, en especial a los de los municipios de Bolivia, Primero de Enero, Morón y Chambas, lo que más dificultades han tenido en los últimos meses por cuestiones climáticas.

Como es tradicional en Ciego de Ávila, en Cayo Coco se ubican  miles de colonias de abejas a mediados de cada año, que siempre tributan miel, aunque el huracán Irma dañó severamente esa y otras zonas del litoral norte avileño.

Tomado de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *