Crece produccción de ganado menor en Ciego de Ávila

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El ganado menor en la provincia de Ciego de Ávila aumentó de enero a la fecha a unos 90 mil animales entre chivos y carneros, programa destinado a la producción de carne para mercados locales y la sustitución de importaciones.

La cantidad de ovinos y caprinos está por encima del período precedente y las ventas al turismo ascendieron a más de 40 toneladas, superior en 10 por ciento a lo previsto, informó a la ACN el ingeniero Noelvis Sotuyo, director de la Unidad Empresarial de Base de Ganado Menor en este territorio.

Sotuyo destacó la existencia de seis carnicerías en los municipios de  Ciro Redondo, Majagua, Florencia, Ciego de Ávila, Baraguá y Venezuela, donde siempre hay amplia demanda y con ofertas de perniles y lomos deshuesados de amplia demanda en la población.

Entidades pecuarias y de cultivos varios también disponen de ese tipo de rumiantes, con el apoyo de los colectivos  de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), pues en una buena parte de las 135 cooperativas de la institución se  dispone de rebaños con ambas especies.

Uno de los objetivos de esas razas es sostener el desarrollo de cabras de buena raza y de leche caprina a la fábrica de queso montada en el municipio de Baraguá, perteneciente a la Empresa de Flora y Fauna y tributaria de la rama turística.

Otros propósitos son multiplicar la reproducción de conejos y su crianza, extender la inseminación artificial en chivos y carneros, además de aumentar la siembra de plantas proteicas y forrajes para garantizar alimento animal durante todo el año.

Entre los colectivos de criadores sobresalientes están el Raúl Martínez y el Reinaldo Maning, de Baraguá y Majagua, en ese orden, mientras individualmente  resaltan Braulio Luis Hernández, de la finca La Cabera en Ciro Redondo, y Juan José Oropesa del poblado de Jicotea.

Individualmente se distinguen Braulio Luis Hernández, de la finca La Cabera, en Ciro Redondo, y Juan José Bravo Oropesa, del poblado de Jicotea, por la entrega sistemática de queso y leche de cabra al disponer ambos de amplios rebaños, precisó Frank Güemes, del buró provincial de la ANAP.

Julio Juan Leandro. ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =