Yo creo, yo puedo, yo soy capaz (+video)

Cuando apenas faltan unos días para culminar el año, de una manera u otra, repaso cuánto hice o dejé de hacer en este período. Añorar el pasado no vale de nada, significa muestra de inmadurez, de ahí la necesidad de vivir el presente para planificar el futuro.

Si lo hago de forma pesimista, siempre por tendencia solo veré las dificultades y los obstáculos en cualquier situación. No creeré que tengo condiciones para lograr nada y de esta manera frenaré mi propio   desarrollo.

Sin embargo, si soy optimista, muestro una autoestima tan alta que los reveses los observo como experiencia a superar, sin minimizar el fracaso, pero con las ansias de volver a intentar hasta lograr mi objetivo.

Lo importante en mi análisis, es percatarme que no siempre soy dueña absoluta de mis decisiones, en las cuales muchas veces involucro a una o varias personas, dígase familia, vecino o compañero de trabajo.

Por eso, al finalizar este 2017 no importa cuántos reveses haya tenido, lo importante es que siempre hay que levantarse con ganas de seguir luchando, para plantearnos metas nuevas cada vez más altas.

La vida es adelante, nunca atrás. Por eso es muy importante recordar la frase que tanto he escuchado entre mis amigos psicólogos: Yo creo, yo puedo, yo soy capaz, de esta forma tengo la posibilidad de creer y para esto nunca es tarde.

  • Vea aquí las aspiraciones del pueblo avileño…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *