Desarrolla Ciego de Ávila siembra y rescate de cocoteros

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Un novedoso programa sobre el cultivo y rescate de cocoteros desarrollan cooperativas de producción agropecuaria y de crédito y servicios en Ciego de Ávila, con el objetivo de alcanzar en pocos años materia prima suficiente para las pequeñas industrias.

El proyecto puesto en marcha abarcará en sus inicios la siembra de al menos unas 600 hectáreas de ese frutal para no tener que trasladarlo desde sitios tan lejanos como Baracoa, en Guantánamo, explicó Hanoi Sánchez, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en la provincia avileña.

La iniciativa es avalada por la ANAP, las empresas agropecuarias y la agricultura urbana, suburbana y familiar, con vistas a un buen suministro en pocos años a la red de minindustrias localizadas en varios de los municipios de este territorio, agregó el dirigente.

Uno de los abanderados en esas acciones es el campesino Alexánder Ramírez Marrero, quien hace unos años montó una pequeña fábrica en su finca La Candelaria, en Ciro Redondo, y fue el primero aquí en utilizar el coco rallado mezclado con otras frutas en almíbar, muy demandado en el turismo y los mercados locales.

Mi unidad de fabricación de enlatados –precisó Ramírez Marrero- tiene fama nacional y sus cuatro trabajadores están sumamente interesados en continuar incrementando la elaboración de masa de coco, que transportan desde zonas de la vecina provincia de Villa Clara o de otros lugares.

Necesitaríamos un millón 800 mil cocos secos para un año de abastecimiento, añadió.

Ramírez Marrero consideró vital acometer esas plantaciones en tierras avileñas y protegerlas, ya que en los últimos años se ha manifestado una drástica disminución de la producción cocotera en la provincia de Guantánamo, donde el huracán Matthew azotó esa labranza el 5 de octubre de 2016.

Especialistas en reforestación consideran que los nuevos plantíos deberán estar libres de plagas y enfermedades, además de los viveros correspondientes, indicó este campesino, quien ya conversó con decenas de cooperativistas amantes de dicho proyecto.

La campaña en este tipo de palmeras es fundamental, pues el proceso productivo se encuentra afectado en el oriente cubano por la creciente falta de mano de obra y el envejecimiento de la fuerza laboral activa, además de la migración de jóvenes, advirtió.

En opinión de Ramírez Marrero, el cocotero (Cocos nucifera), de la familia Arecaceae, es la planta más frutícola, ya que puede aportar un centenar de productos diferentes.

Información de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 10 =