Disminuye mortalidad infantil en Ciego de Ávila.

La provincia Ciego de Ávila culminó el 2017 con una tasa de mortalidad infantil de 3,8 por cada mil nacidos vivos, la segunda menor de su historia, por debajo del indicador nacional de cuatro y con una reducción de dos fallecidos con respecto al año anterior.

La representante del Programa Materno Infantil (PAMI) en esta central provincia, Sara María Herrera Oliva, alega que tales resultados se deben a la esmerada atención de los trabajadores vinculados a los cuidados de la madre y el niño en todos los niveles de salud.

Se redujo el índice de bajo peso al nacer a 4,3 de un estimado de cinco, a la vez que aumenta la calidad en la atención del recién nacido con menos de 1 000 y 1 500 gramos, en la Sala de Neonatología del Hospital General Docente Doctor Antonio Luaces Iraola.

Se une al resultado el perfeccionamiento del cuidado a las embarazadas en los diferentes servicios perinatales, y la labor desarrollada por los profesionales de los hogares maternos y las terapias intensivas que trataron a las gestantes con riesgo y, actualmente, disfrutan de su bebé en compañía de la familia.

Con 36 nacimientos más que el año anterior, la Ciudad de los Portales se ubica en el sexto lugar en el país por detrás de Sancti Spíritus (2,0), Pinar del Río (2,1), Camagüey (3,0), Holguín (3,3), y Artemisa (3,7), todas por debajo de cuatro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *