El heroísmo tiene rostro

La Matanza de Cassinga fue uno de los grandes crímenes del apartheid; primero, el bombardeo de la aviación; después, los paracaidistas que se tiraron y asesinaron a cientos de pobladores indefensos, entre los que se encontraban mujeres, niños y ancianos.

Este cuatro de mayo, avileños participantes de aquella gesta rinden homenaje a quienes ofrendaron sus vidas para preservar la de otros pueblos. En imágenes un acercamiento de lo ocurrido esta mañana en el Panteón de los Caídos por la Defensa, en la ciudad de Ciego de Ávila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *