Eliminación de focos contaminantes entre las principales prioridades en Cuba

Vertimiento de arena en Playa Las Coloradas

Cuba presta especial atención a la eliminación de los focos contaminantes y mantiene un estricto control sobre la actualización, caracterización y clasificación de los existentes, incluidos los relacionados con la contaminación hídrica, atmosférica y los desechos peligrosos.

«El país ha definido tres tipos de prioridades y, en dependencia de la importancia, las ha ido incluyendo en el plan de la economía, porque no está en condiciones de dar solución a todas a la vez, porque en el territorio nacional existen 448 focos de máxima prioridad o prioridad uno que contaminan fuentes de abasto de agua a la población o podrían estarlas afectando», dijo  Elba Rosa Pérez Montoya, Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), al hacer una evaluación sobre el tema.

Todos los años, abundó, hacemos una actualización de los focos y le pedimos a las diferentes delegaciones del Citma en los territorios que vayan a los lugares, que toquen con las manos. ¿Por qué?, porque hay una solución de un foco y aparece otro, o porque uno se multiplica por dos y en ese sentido hacemos una evaluación y un análisis económico-financiero de cuáles serían las propuestas de soluciones.

Explicó que tres años atrás no había una directiva del plan de la economía para el tema de la contaminación y hoy existe en lo referente al desarrollo de las ciencias, la tecnología y la innovación, para los focos contaminantes, el cambio climático y la memoria histórica de la nación, muestra de la importancia que el país concede a esos temas.

Argumentó que el Citma dispone de un plan de atención y seguimiento, a todo cuanto tenga que ver con la contaminación en industrias de importancia, como las empresas cárnicas, las lácteas y los centrales azucareros, estos últimos con un buen trabajo en Ciego de Ávila.

En otra parte de la agenda, la titular evaluó las acciones del territorio en la implementación del Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, conocido como Tarea Vida y verificó en el terreno los trabajos en entidades, municipios y el destino turístico Jardines del Rey, muy sensible a los efectos del cambio climático, sobre todo en lo referente a los ciclones tropicales.

También ocuparon el centro del análisis otros aspectos como el Estudios de evaluación de impacto ambiental y de vulnerabilidad y riesgos de los procesos inversionistas en los cayos Guillermo y Paredón Grande, y el estudio integral de las playas arenosas sumergidas y emergidas en los sectores de este último islote y de Antón Chico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *