Entregan Medalla José Tey a familias avileñas que convirtieron sus hogares en aula

El poblado de Quezada, en el municipio avileño de Baraguá, fue uno de los que sufrió severas afectaciones tras el paso del huracán Irma, la furia de los vientos afectó el fondo habitacional y la escuela primaria Leonor Pérez.

Esta situación llevó a educadores como Dayana Echemendía Pérez a convertir, sin pensarlo, sus casas en aulas y así continuar el proceso docente-educativo de los niños que cursaban el prescolar y el segundo grado  durante más de tres meses.

La actitud familiar fue resaltada con la entrega de la Medalla José Tey, conferida por el Consejo de Estado de la República de Cuba.

En el encuentro, Echemendía Pérez afirmó que lo más importante para los educadores cubanos es no perder ni un día de clase, y siempre que exista un espacio en las comunidades la escuela será priorizada, ningún estudiante se retrasara en el periodo lectivo.

De esta manera también se afianza el vínculo de la familia y la comunidad con la escuela, relación tan necesaria en estos tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *