Escrito desde el banquillo, denuncia contra la verdad secuestrada

Entrega la upec nacional el premio de la Dignidad a los 5co a manos de Antonio Molto prste de la upec René González héroe de la república de cuba recibe tal reconocimiento

Si no fuera por la perseverancia, por el estoicismo y la voluntad durante la farsa judicial, en Miami, «Escrito desde el banquillo», el diario de René González Sehwerert, no hubiera salido a la luz pública ni hubiera revelado lo que por demasiado tiempo fueron secretos inaccesibles rigurosamente censurados por las grandes corporaciones que controlan y manipulan la información.

En el museo de historia Coronel Simón Reyes Hernández, rodeado de familiares de combatientes de la lucha clandestina, de asaltantes al Palacio Presidencial y autoridades del territorio, fue presentada la obra, el mejor colofón a la  XXVII Feria del Libro, en Ciego de Ávila.

Bajo el sello de la Editorial Capitán San Luis y agrupados en tres volúmenes, los textos recogen con total veracidad el trato a que fueron sometidos en la prisión y las incontables arbitrariedades y violaciones que acompañaron todo el proceso.

René, Héroe de la República de Cuba, respondió varias interrogantes realizadas por el auditorio y manifestó no aguardar resentimiento alguno ante los involucrados en la farsa. «El resentimiento daña», comentó y acto seguido refirió que cuando miraban fijamente a la jueza, ella no podía sostener la mirada firme y limpia y se veía obligada a cambiar la vista ante tantas falsedades.

«Quien lea las actas del tribunal comprenderá fácilmente que, a pesar de todo, ellos ganaron el juicio, y los acusadores terminaron en el banquillo de los acusados», sentenció.

El libro revela no solo la verdad secuestrada en el proceso contra los Cinco sino también la naturaleza agresiva de un enemigo capaz de emplear contra los cubanos los métodos más sórdidos y viles.

René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González, conocidos como los cinco patriotas cubanos fueron arrestados en 1998 en Estados Unidos y condenados a elevadas penas en prisión por alertar a Cuba sobre planes de grupos contrarrevolucionarios radicados en el sur de la Florida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *