FEEM: el ejercicio una militancia consciente

Ser parte de la membrecía de una organización es más que engrosar listados, ocupar asientos en una reunión o integrarse a una actividad. Claro que tal imbricación fluye de mejor manera cuando la participación es consciente y los afiliados no pierden de vista el por qué y el para qué de su organización.

La Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media llega este 6 de diciembre a sus 47 años con objetivos y tareas bien precisos, al menos en el papel. ¿Pero son sus afiliados totalmente conscientes de las premisas que la sostienen?

No pocos han perdido de vista la historia de la Federación y su leitmotiv, y desde su célula fundamental, el aula, escasean las iniciativas y las propuestas para azuzar el rol protagónico que le corresponde en la revitalización del movimiento estudiantil.

Pero si hay un espacio para fortalecer a la FEEM y renovarle su espíritu es la Asamblea Nacional que sesiona desde ayer en La Habana, con la presencia de 250 delegados de todo el país. Ser FEEM, ser Revolución¨ es la principal divisa de este encuentro, porque definitivamente si una misión tiene la organización es la de acompañamiento del proceso revolucionario y del sistema socialista que defendemos.

Lea detalles sobre la Asamblea Provincial de la FEEM en Ciego de Ávila

¿Sobre qué temas giran los debates y en qué aspectos reconocen los participantes a la cita nacional que radican sus principales deficiencias? El combate al ausentismo y a la deserción escolar, fomentar las acciones de formación vocacional con énfasis en las carreras pedagógicas, estimular el estudio individual y asegurar índices favorecedores de promoción académica son de los principales tópicos que se discuten.

Las funciones de la Federación como representante de los intereses de los estudiantes de la enseñanza media y principal medio para canalizar sus planteamientos a las instituciones docentes exigen un desenvolvimiento casi perfecto de todo su engranaje, en el que debe palparse, además, el dinamismo y entusiasmo que distingue a sus miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *