Fidel viene para acá

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Honras fúnebres del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz
Honras fúnebres del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz

No lo traen. No viene de la mano de nadie. Tampoco sobre hombros. Avanza por sí mismo; por sus propios y seguros pasos, en recorrido inverso al de aquel enero de 1959, pero más victorioso aún porque regresa absolutamente absuelto por la historia, como dijera hace unas horas Nicolás Maduro, comprimiendo en un gemido el dolor de toda Nuestra América.

Viene con la tranquilidad de haber cumplido lo que prometió su maestro, José Martí.

Millones de cubanos lo esperan, milímetro a milímetro, a todo lo largo de la carretera central, en un trayecto que supera los mil kilómetros, hasta Santiago de Cuba.

Dicen que esta noche de miércoles hará un alto en Santa Clara. No para descansar. ¿Quién lo asoció alguna vez al descanso?

Estoy seguro de que será un breve alto para pasar la noche conversando con el Che, a fin de continuar  organizando, juntos, como ayer, como siempre, la expedición hacia el futuro interminable.

El Comandante en Jefe avanza hacia su heroico y entrañable Oriente. Mañana jueves, cuando haya dejado atrás el territorio espirituano, hará su entrada en geografía avileña.

Más de 160 mil habitantes de esta provincia escoltarán su avance, hasta los límites con Camagüey.

No sé si habrá espacio, en línea, o si tendrán que mirar, unos por encima de otros, todos los hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, trabajadores, jubilados, amas de casa… que, procedentes de los diez municipios de Ciego de Ávila, acudirán a darle el beso virtual de todo un pueblo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =