Incorporan nuevas áreas cañeras en Ciego de Ávila

El patrimonio azucarero de Ciego de Ávila crece con el traspaso de unas 16 000 hectáreas de tierras procedentes de la extinta Cubasoy a la Empresa azucarera del territorio, que se verá beneficiada con el incremento de unas 80 000 toneladas de la materia prima cuando entren en producción.

Las primeras 1 300 hectáreas fueron entregadas a la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) La Maya; y a las cooperativas de producción Agropecuarias El Vaquerito y Ramón Domínguez de la Peña, bases productivas del municipio de Venezuela con fuerza laboral suficiente para el fomento y la atención del cultivo de la gramínea.

El proyecto de rescate tiene como objetivo darle valor de uso a la totalidad de esas tierras para la zafra 2019-2020, aunque se prevé que las primeras áreas entren en producción el próximo año, en dependencia de la agilidad con que acometan las labores de preparación de tierra y siembra de caña.

El ingeniero Miguel Lima Villar, jefe de la Oficina de Comunicación Institucional, de la Empresa Azucarera Ciego de Ávila, anunció que las áreas transferidas están libres de marabú, no así de otras malezas.

Como parte del programa de rescate de tierras ociosas, los trabajadores Agroazucareros de Ciego de Ávila recuperaron de 2014 a la fecha más de 12 000 hectáreas que estaban cubiertas de marabú y, en su mayoría, hoy están sembradas de caña para incrementar la materia prima en las zafras venideras.

En la estrategia de levantar colonias cañeras en terrenos hasta ahora dominados por el marabú y otras malezas sobresalen los trabajadores agrícolas y los campesinos de los municipios de Primero de Enero, Chambas, Ciro Redondo y Ecuador, donde radican los cuatro ingenios del territorio avileño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *