Incrementan Ginecobstetras capacitación para diagnosticar embarazos ectópicos

Debido al incremento de embarazos ectópicos en Ciego de Ávila resulta necesario redoblar los esfuerzos en las 19 áreas de salud.

El trabajo multisectorial desde el Centro Provincial de Promoción y Educación para la Salud hasta la Federación de Mujeres Cubanas resultan pieza clave en la prevención de estos casos.

Luis Carmenate Martínez, jefe del Programa Provincial de Obstetricia y Ginecología, informó a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que durante 2018, la provincia registró 232 embarazos ectópicos y en lo que va de año suman 53, por lo que existe un alarmante aumento del considerado mayor simulador en la Ginecobstetricia.

El embarazo ectópico se produce cuando el óvulo, después de ser fecundado, no se desplaza hasta el útero para su implantación y desarrollo normal, debido a obstrucciones en la trompa, por lo que crece en esa estructura y ocasiona una hemorragia interna.

El inicio de las relaciones sexuales a edades cada vez más tempranas, y su tenencia sin el uso del condón, expone a las mujeres a conductas riesgosas para su salud, pues son más propensas a infecciones de trasmisión sexual, que dañan las trompas y ocasionan la inflamación pélvica.

Carmenate Martínez alegó, que el personal de salud está capacitado para detectar la presencia de un embarazo ectópico y actuar de manera inmediata, pero la labor de educación y promoción de salud siempre será más efectiva.

Insistió que se debe trabajar en el programa del manejo y control del riesgo genético preconcepcional, garantía para la reproducción a partir de la planificación del embarazo y vía para asegurarse de existencia o no de factores de variada naturaleza que implican un peligro potencial para la descendencia.

El embarazo ectópico se produce cuando el óvulo, después de ser fecundado, no se desplaza hasta el útero para su implantación y desarrollo normal, debido a obstrucciones en la trompa, por lo que crece en esa estructura y ocasiona una hemorragia interna, explicó Carmenate Martínez, quien alertó que el tratamiento de esta afección es quirúrgico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *