Intensifica Ciego de Ávila acciones contra el mosquito

Al duro contra el mosquito en Ciego de Ávila. Foto: Pastor Batista Valdés

Ciego de Ávila intensifica el enfrentamiento a los insectos trasmisores de arbovirosis, mediante el sistemático trabajo de los operarios y el cumplimiento de las indicaciones, mayormente en octubre y noviembre, caracterizados por aumento en la proliferación del mosquito.

Yoel Sifonte, director de Higiene, Epidemiología y Microbiología en la provincia, explicó a la ACN que las lluvias de estos meses obligan a reforzar la vigilancia y acciones de control en toda la geografía avileña, por lo que orientó hacer una estratificación de las manzanas de más alto riesgo para que en ellas se realice el focal con una frecuencia de 11 días, cuya periodicidad normal es cada 22.

Los municipios de Morón, Ciro Redondo, Ciego de Ávila, Baraguá, Venezuela y Majagua son los de mayores índices de infestación del territorio, lo que conlleva a fortalecer en esos lugares la constancia, participación comunitaria e intersectorial y capacitación de los trabajadores vinculados a estas tareas, enfatizó.
Gilberto Suárez, subdirector de Higiene y Epidemiología en el municipio de Majagua, informó a la prensa que la situación presente en esa localidad es compleja, lo que obliga a implementar estrategias para eliminar, entre otras cuestiones, los salideros en la vía pública y alcanzar un mejor índice en la recogida de los desechos sólidos.

Se ejecutan acciones tales como el tratamiento adulticida o fumigación, la vigilancia en los puntos de entrada al municipio, las operaciones de saneamiento ambiental, unido a las actividades de prevención y promoción de salud en las personas, subrayó el especialista.

No obstante, la población no se ha concientizado de la necesidad de contribuir, desde la vivienda, con la erradicación del vector, pues en reiteradas ocasiones las personas rechazan la inspección sanitaria, e incluso maltratan al operario de salud a la hora de poner una multa, destacó.

Nilda Rodríguez, presidenta del Consejo Popular Orlando González, al suroeste majagüense, se refirió a los trabajos que se acometen para reparar el alcantarillado de la localidad, aumentar la capacitación de sus habitantes en relación con la lucha contra el mosquito, fortalecer la recogida y tratamiento a los desechos sólidos, eliminar la proliferación de salideros, así como también repasar las zonas de riesgo identificadas.

María Isabel Masiñeira, operaria de vectores de Majagua, manifestó que se labora con intensidad para cumplir las medidas del plan de enfrentamiento y para que no sean reiterativas las indisciplinas sociales en los hogares y centros laborales, aspectos que dificultan grandemente el logro de la sostenibilidad sanitaria.

Ana Rodríguez, residente en ese municipio avileño, declaró sentirse agradecida cada vez que los operarios llegan hasta su casa, y afirmó que nunca se niega a la revisión o fumigación porque ello se revierte en salud y seguridad para toda la familia.

La mayoría de los focos en Ciego de Ávila son detectados en las casas, lo que demuestra que todavía existe baja percepción de riesgo por parte de la población al no practicar el autofocal, a pesar del empeño puesto en la promoción, educación y en llevar a la población los mensajes sobre lo que tiene que hacer para cuidar su salud y la de los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *