Intensifican preparación para siembra bananera en Ciego de Ávila

Los trabajadores de la empresa agropecuaria La Cuba, de Ciego de Ávila, intensifican la preparación de los suelos para un nuevo programa de fomento bananero de 537 hectáreas después de varios días con la ausencia de precipitaciones.
El plan de sus labriegos es interesante, pues el plátano significa la fruta tropical más cultivada y una de las cuatro más importantes en términos globales, solamente por detrás de los cítricos, la uva y la manzana.
Carlos Blanco Sánchez, ingeniero agrónomo y director general de la entidad, dijo a la ACN que la especie es incapaz de producir semillas viales, por lo que solo es posible su reproducción a través de la propagación vegetativa o asexual.
Por tanto, agregó, las “semillas” utilizadas para la siembra corresponden a parte del vegetal, tales como retoños o hijos que, una vez separados de la planta madre, pueden desarrollar su ciclo de producción.
Esta agrupación de agricultores del municipio de Baraguá, indicó,  ha mejorado tecnológicamente los sistemas de irrigación mediante inversiones, en especial el goteo directo a las raíces, el localizado, el llamado microjet y el de aspersión mediante las máquinas de pivote central.
Sin embargo, debe tenerse precaución y no regar en exceso, ya que el plátano es extremadamente susceptible al daño provocado por las inundaciones y a suelos continuamente húmedos o con un drenaje inadecuado, puntualizó el ingeniero Emilio Varela, especialista en el suministro de agua a las plantaciones.
En verano las necesidades hídricas alcanzan aproximadamente unos 100 metros cúbicos del líquido por  semana y por hectárea, y en otoño la mitad de ese volumen, en dependencia del nivel de maduración de los frutos, puntualizó Varela.
Las tierras rojas y arcillosas que cubre la empresa La Cuba y sus cooperativas aledañas poseen uno de los mayores mantos freáticos de la provincia, donde predomina la eficiencia en el recurso hidráulico con el ahorro del 70 por ciento del vital elemento y el 50 por ciento de la energía eléctrica.
Antes del huracán Irma, que destrozó allí más de dos mil hectáreas de plátanos, La Cuba garantizaba el 94 por ciento del fruto total que llegaba a los centros turísticos cubanos, y en ese empeño están los agricultores de la empresa avileña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *