Jardines de la Reina, laboratorio natural y reserva de especies

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Los efectos positivos de la reserva marina Jardines de la Reina para los peces y la economía son corroborados por estudios científicos realizados en el lugar. El área, localizada al sur de la provincia de Ciego de Ávila, es la mayor en el Caribe y constituye un ejemplo de la interacción positiva del hombre con la naturaleza.

Ello permite el desarrollo sostenible de actividades económicas como el turismo y la pesca, a la par que favorece la reproducción y preservación de especies valiosas. Las medidas conservacionistas aplicadas en la zona arrojan como beneficios el incremento de la abundancia y la talla de las poblaciones de peces en áreas aledañas, lo que propicia su captura.

Cuenta la reserva con especies de alto valor económico, corales pétreos y microalgas en correspondencia con la complejidad estructural del sustrato, lo que la hace atractiva para el turismo de buceo y la pesca deportiva, en la modalidad de captura y liberación.

Las investigaciones de instituciones científicas de las provincias de Ciego de Ávila, Ciudad de la Habana y Camagüey, confirman la importancia del área para el estudio del comportamiento de tipos de animales marinos por su alto grado de mantenimiento.

Declarado reserva marina en 1996, y parque nacional en 2010 el sitio es considerado un reservorio genético por las especies exclusivas de insectos y moluscos que atesora y por su diversidad biológica.

Tomado de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − Ocho =