Jóvenes levantan sueños

 

La cita es con el alba, cuando rompen los claros del día y comienzan el trabajo. Ayudan a la anciana, al discapacitado, a pobladores que levantan sueños; jóvenes sin otro donaire que la solidaridad con quienes vieron sus vidas estrujadas por el vendaval del huracán Irma, el pasado nueve de septiembre.

El lugar de la convocatoria de sábado es donde construyen las casas para los damnificados, lo mismo en los poblados de Máximo Gómez que en Punta Alegre, donde llegaron los primeros 100 jóvenes de la Universidad Máximo Gómez Báez.

Maikel Pérez Valdés, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en la provincia avileña, explica que ellos integran el contingente Ernesto Che Guevara. «Pedimos la disposición y ya ves, la mayoría dijo sí. Comenzamos a inicios de diciembre y extenderemos la experiencia durante el 2018, o más, si fuera necesario».

Cuando emprendan el viaje de regreso, llevarán en la mochila de los recuerdos, los relatos del Punta Alegre nuevo, las historias de vida escuchadas a los nativos, la nostalgia que produce marcharse y dejar la obra inconclusa —al menos por ahora — los lazos afectivos y el trabajo creador.

Y Dailex, una nativa del lugar, lo resume con una frase salida desde la parte izquierda del pecho: «Cuando concluya la reconstrucción, a esos muchachos también habrá que ponerles una medalla en medio del pecho».

 

Jóvenes levantan sueños
Jóvenes levantan sueños
Bien temprano los jóvenes acondicionan las casas de campaña
« 1 de 9 »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *