La albahaca: venerada y calumniada

La albahaca, planta nativa de la India y considerada una de las primeras introducidas por los españoles en los países americanos, a través del tiempo ha sido venerada, odiada, calumniada e insultada; pero a pesar de los pesares, ella sigue ahí, erguida y regalando su aroma al planeta.

La Ocimum basilicum, su nombre científico, fue frecuentemente juzgada venenosa; mientras las leyendas africanas la creían protectora de los escorpiones y las tradiciones europeas la profesaban símbolo de Satanás, aunque en lugares como la India es sumamente reverenciada, de acuerdo con Ecured.

Otros sitios afirman que en Egipto se cubren con albahaca las tumbas y para los romanos fue distintivo del amor, y hoy sigue siéndolo en Italia, en tanto según los antiguos griegos y romanos, para que sus semillas germinen, debían ser sembradas en medio de insultos e imprecaciones.

En Salem, Massachusetts, tiempo atrás, si un jardín tenía sembrado la controvertida especie vegetal, era fuerte evidencia de que quien la cultivaba era bruja, aunque en sentido general simboliza buenos deseos

Su nombre se deriva del griego basilicón, que significa real y cultivada por más de cinco mil años, resulta la más mediterránea de las hierbas usadas en cocina.

Existen más de 150 especies de albahacas y muchas variedades, de diferentes tamaños, colores y sabores, todas Ocimum spp, en tanto la más conocida o la “verdadera albahaca”, también llamada en Cuba albahaca blanca, es el Ocimum basilicum, de la cual hay también variedades de color morado o púrpura (Ocimumu basilicum var pu rpurascens).

Considerada una planta anual o bienal, en condiciones favorables puede ser cultivada como perenne, ya que las semillas caídas germinan espontáneamente y pueden convertirla en un cultivo permanente, según el sitio digital de la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF).

Esa fuente añade la posibilidad de ser sembrada en huertos familiares y en macetas en balcones u otros espacios.

Empleada en Egipto como uno de los componentes del bálsamo usado para la momificación, en algunas culturas caribeñas se le atribuyen poderes para ahuyentar las malas influencias espirituales (espíritus oscuros) y atraer las corrientes positivas de los espíritus de luz.

En Cuba, creyentes la utilizan en sesiones espirituales y acostumbran pasar un ramo fresco por la cabeza y el cuerpo del médium, mientras en ese ambiente la albahaca es la hierba más recomendada para esos practicantes.

Pero ella posee otras cualidades mucho más útiles, y resulta ideal su introducción en la rama culinaria, al usarse tanto hojas como flores y semillas, en la preparación de determinados alimentos, a los cuales le imprime sabor y aroma.

De ahí sea conocida como la reina de las plantas condimentosas y en Italia, por ejemplo, es imprescindible en las salsas para espaguetis; pero además brilla por sus propiedades medicinales, al ser estimulante, estomacal y antiespasmódica.

Terapias aromáticas, preparación de cosméticos y eficaz en el control biológico de los insectos en los huertos, son otras aplicaciones que la enaltecen.

Y por esa tantas virtudes, para algunos quizás desconocidas, puede que muchos se animen a tenerla como acompañante en sus hogares en balcones o patios, porque además es hermosa y llegó al mundo para adornarlo y perfumarlo con su aroma.

Tomado de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *