La batalla contra el cáncer, un logro de la salud en Cuba

Al padre de la avileña Maritza González Reyes le diagnosticaron cáncer de pulmón en diciembre del pasado año y desde entonces, como parte del tratamiento, le son suministrados los sueros citostáticos en la sala de quimioterapia del Hospital Antonio Luaces Iraola.

Ella lo acompaña cada 21 días a las sesiones, donde, por supuesto, no debe pagar nada para recibir estos fármacos, una garantía que ofrece el sistema de salud cubano y que, según conoce, en otras partes del mundo puede llegar a ser muy costoso.

Además, refiere González Reyes que tanto los pacientes como quienes van con ellos son atendidos de la mejor manera posible, y tanto las enfermeras como las doctoras que allí laboran hacen olvidar durante esas horas lo penoso de la enfermedad y las consecuencias propias de los sueros.

También los que pasan esos ingresos diarios (ese es el término para su padre y otros en su mismo estado) reciben una merienda en la jornada de permanencia en el local, agregó.

Otros medicamentos que necesita como complementos los recibimos gratuitamente en la farmacia del hospital, controlados por tarjetón, pero sin dificultad alguna para llevarlos a casa, comentó.

Cuando termine estas sesiones, según dijo, su padre tendrá que ser examinado nuevamente y si lo requiere continuará con otros procederes que se realizan en la provincia de Camagüey, hasta donde son trasladados en un ómnibus destinado a esas funciones.

Las localizaciones más incididas de esta enfermedad en pacientes del territorio son, las de cuello de útero, pulmón, esófago, cabeza y cuello, pero la adecuada atención del personal de la sala ha logrado cero mortalidad durante la aplicación de los procedimientos.

Aunque la estabilidad de los medicamentos en la red de farmacias de la provincia ha tenido dificultades en los últimos tiempos, las autoridades del sector priorizan que los destinados a estos pacientes estén asegurados, a pesar de que existen trabas para adquirir algunos, por el bloqueo económico comercial y financiero contra Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *