La COVID-19 no detiene la siembra de alimentos en Ciego de Ávila

Agricultores de Ciego de Ávila aprovechan los recursos disponibles para continuar la siembra y producción de alimentos a corto y mediano plazos para abastecer a la población ante la situación epidemiológica causada por la enfermedad COVID-19.

Orlando Pérez Pedreira, delegado de la Agricultura en la provincia, informó que teniendo en cuenta la prioridad concedida por el Gobierno cubano a la garantía de viandas, frutas, vegetales y hortalizas para el pueblo, se concibió un programa de siembra en la etapa de primavera, que comenzó este mes, de 15 mil 405.9 hectáreas, dos mil 250.8 más que la anterior.

En una revista especial de la Televisión Avileña (TVA), explicó que todavía están enfrascados en la recogida de papa, tubérculo del cual pretenden acopiar más de 19 mil toneladas en las mil 050 hectáreas (ha) plantadas en la campaña.

Arturo Gómez Ramos, subdelegado de Cultivos Varios, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que en las áreas liberadas de papa se siembran boniato, calabaza, frijoles y melón, viandas, grano y fruta, en ese orden, que en poco más de tres meses ya pueden degustarse.

Detalló que esas áreas también se repoblarán con maíz, plátano vianda y malanga, todos de ciclo largo, pero de igual manera necesarios en la alimentación humana y animal.

De los campos avileños se han procesado hasta la fecha más de 20 mil toneladas de tomate, entre la empresa Agroindustrial Ceballos y las dos fábricas de la Industria Conservera en el territorio, donde se obtienen puré, pasta y otros derivados.

Las minindustrias de la agricultura elaboran unos 13 productos, los cuales se incluyen en los módulos de alimentos que se entregan a las personas de edad avanzada, centros asistenciales y de aislamiento de avileños sospechosos de la COVID-19 en el territorio.

Entre esas minindustria está La Julia, una de las seis pertenecientes a la Cooperativa de Créditos y Servicios José Martí, del municipio cabecera, en la que sus obreros responden de manera positiva y con responsabilidad en su cuidado personal al llamado del país de no paralizar la producción de alimentos.

Por estos días ese colectivo elabora jugo, mermelada y barras de guayaba y puré de tomate, reportó Radio Surco digital.

Este sitio web también publicó que Maydelín Alejo Campos y Ricardo Hinojosa Lairo, habitantes del Consejo Popular de Guayacanes en el municipio de Majagua, contribuyen al fortalecimiento alimentario de la propia comunidad mediante las producciones de sus patios familiares.

En las áreas de la vivienda de Alejo Campos, integrada al movimiento de la agricultura, urbana, suburbana y familiar, se cultiva el plátano, que entrega a sus vecinos con limitaciones físicas, quienes reciben los beneficios, además, de los aportes del productor pecuario Hinojosa Lairo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *