Las principales rutas aéreas del mundo

El desarrollo del transporte mundial incide de manera directa en industrias como la turística, que pese a los cruentos desapegos de la crisis económica y financiera, progresan como sector de paz y desarrollo.

Una mayor demanda de los viajes, por tanto influye notablemente en los medios de transporte, pese al desequilibrio de los precios del carburante y por tanto a alzas en los costos de los billetes tanto de avión como de paquetes para visitar otras naciones.

Algunas fuentes como las oficinas Amadeus de venta de boletos Online, emiten sus datos a partir de la recurrencia de este tipo de negocio y señalaron oportunamente que la quinta parte de los vuelos se concentra en 300 súper rutas internacionales, detalle sumamente interesante.

El entramado global de los movimientos aéreos subraya que el 40 por ciento de ese tráfico aéreo mundial se concentra entonces en mil rutas.

Algunos elementos aparecen en las carpetas de los economistas como el tráfico mundial de aviones, la alta competitividad de mercados como el asiático y medioriental, y el establecimiento de centros de conexión que crecen con rapidez, además de la impactante penetración de los Low cost (bajo costo).

El último aspecto recordado, impacta de sobremanera en Europa y Norteamérica, tal y como lo refleja el informe de Amadeus para identificar esas súper rutas con concentración del trayecto de los aviones.

Dicho reporte condimenta un tráfico aéreo internacional con alza del cinco por ciento desde 2011, con eje en Asia, mayor mercado, considerado el de más rápido crecimiento, y la nota de un aumento del nueve por ciento, por delante de Latinoamérica que logró el seis por ciento.

CANALES INELUDIBLES PARA LOS VIAJES

La fuente señala que la herramienta de análisis empleada, el Amadeus Air Traffic Intelligence, permite conocer que el 22 por ciento de los vuelos internacionales se apunta a las mencionadas súper rutas, cada una con una media anual por encima del millón de pasajeros.

El 69 por ciento de ese tráfico se concentra en rutas con mil pasajeros por año. Otro elemento de interés está en el Medio Oriente, pues los expertos, al examinar las conexiones aéreas planetarias consideran a esa parte del mundo como un enclave aéreo destacado debido sobre todo a tres aeropuertos de relevancia Doha, Abu Dabi y Dubái.

De manera conjunta, esas tres terminales operan alrededor del 15 por ciento de tráfico de Asia y Europa, y de Europa y el Pacífico sudoeste.

Dichos aeropuertos muestran un significativo crecimiento con el 10 por ciento anual, además de registrar tráficos de conexión de alrededor del 50 por ciento de su propio corredor y referente a vuelos de conexión.

El volumen entre Europa y Asia aumenta a un ritmo interanual de siete por ciento, a la par de que los trasiegos entre esas dos regiones, con enlace en el Medio Oriente, subieron 20 por ciento.

Por tanto, las consideraciones apuntan a Asia como el mercado con mayor grado de competencia entre las compañías aéreas, con el 75 por ciento del tráfico aéreo de la región en manos de unas tres aerolíneas, y el 27 por ciento al alcance de a lo sumo cinco empresas transportistas de este tipo.

De esa suerte, las rutas asiáticas son las más ocupadas con un volumen de pasajeros de siete de las 10 rutas más transitadas en todo el mundo. Ese informe ejemplifica con Jeju-Seúl, en Surcorea, como la de mayores números de pasajeros.

Para tal curiosidad, muchas de las principales rutas lideran en la tabla clasificatoria, y resaltan entonces: Beijing-Shanghái, Sapporo-Tokio, Río de Janeiro-Sao Paulo, Okinawa-Tokio, como parte de la lista de las 10 más transitadas.

Para el Top 10 de Amadeus, las rutas más empleadas del orbe son por tanto: Jeju-Seúl (Asia), Sapporo-Tokio (Asia), Río de Janeiro-Sao Paulo (Latinoamérica), Beijing-Shanghái (Asia), Melbourne-Sídney (Pacífico sudoeste), Osaka-Tokio (Asia), Fukuoka-Tokio (Asia), Okinawa-Tokio (Asia) y Ciudad del Cabo- Johannesburgo (África).

Pero esa es solo una punta del iceberg, en un mundo sumamente competitivo, y con el deseo de los directivos aéreos de captar la mayor cantidad de mercados posibles.

Asia, por ejemplo, verifica el mayor grado de competencia entre aerolíneas, pues el 75 por ciento del volumen de tráfico aéreo es operado por tres o más aerolíneas y sólo el 25 por ciento se concentra en una o dos aerolíneas.

Como contraste en Europa el 45 por ciento de ese tráfico es cubierto por una o dos compañías, y en Medio Oriente el 50 por ciento lo operan solo una o dos empresas.

Otro elemento a considerar en las vías aéreas está en la concentración de pasajeros, y la aparición y desarrollo de las de Low cost, muy extendidas en Europa, Pacifico Sudoeste y Norteamérica.

En esa materia, el llamado viejo continente se lleva las palmas con la mayor concentración de tráfico de las compañías de bajo costo, hasta el 38 por ciento del total de este tipo de vuelos.

Para dicho registro, le sigue a Europa el Pacifico Sudoeste y Norteamérica con una alta penetración de dicho estilo low cost a razón del 37 y el 30 por ciento.

Tales datos indican que un mundo agobiado en su momento por la crisis de deuda (2008), ahora muestra algunos elementos de cara al turismo y los viajes, que administrados de manera satisfactoria pueden presentar algunas soluciones, siempre y cuando se inclinen por considerar los países emergentes y pobres en dicha fórmula transportista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *