Leñadores y Alazanes evitan la barrida en clásico cubano de béisbol

Las Tunas, un líder casado con la victoria en el béisbol cubano.

Tras dos derrotas seguidas el líder del campeonato cubano de béisbol, Las Tunas, volvió a marcar hoy su terreno de privilegio en la tabla de posiciones al evitar la barrida ante su escolta Matanzas con triunfo de 7-4.

Un ataque de 11 imparables, que incluyó tres dobles y dos triples, más relevo intermedio dominante del joven Diego Granado (5-3) apuntalaron la victoria 45 del puntero, con la cual asegura jugar al menos para .500 a falta de 24 partidos en el calendario regular.

Triple con bases llenas del receptor Yosvani Alarcón en el cierre del quinto episodio resultó decisivo en el afán de los Leñadores por salvar la honrilla, luego de acumular cuatro derrotas en igual cantidad de partidos ante Matanzas durante la segunda fase del torneo.

Granado lanzó 4.1 entradas con una carrera limpia, dos incogibles, par de ponches y tres boletos, mientras desde la trinchera opuesta el estelar zurdo Yoanni Yera (11-3) fallaba en su intento de alcanzar la docena de éxitos con su apertura de seis innings, trayecto en el que soportó cinco anotaciones merecidas con ocho inatrapables.

En la capital el campeón Granma también se salvó del escobazo al apalear a Industriales 15-9, en un juego en el cual sus lanzadores fueron incapaces de preservar el marcador de nocaut a la altura del sexto inning.

Paradójico fue que la novena derrotada conectara dos hits más (15-13) que la vencedora, pero los nueve pitchers azules regalaron ocho boletos y golpearon a un bateador.

El abridor Frank Monthiet (7-4) solo pudo sacar un out, y los campeones fabricaron racimo de cinco anotaciones en el primer capítulo, cuatro de ellas por grand slam del jardinero Darién García, un hombre muy poco habitual en las alineaciones del equipo oriental, que saludó de manera tan irreverente al relevista Adrián Sosa.

García se erigió en el hombre grande de la tanda de los Alazanes, en tarde-noche de 5-4, con Âísiete! carreras remolcadas y una anotada.

El derecho Yanier González (7-5) a duras penas pudo trabajar 5.1 entradas, en las que a pesar de la cómoda ventaja de la que gozó todo el tiempo soportó castigo de nueve inatrapables y cinco limpias, sin ponchar ni bolear a nadie.

En partido entre los equipos prácticamente descartados de la postemporada Pinar del Río le ganó la serie a su vecino Artemisa, al triunfar con score de 8-3, resultado válido para permutar los lugares quinto y sexto de la tabla.

El diestro Vladimir Baños (1-2) estrenó el casillero de victorias al extender su salida a 7.2 entradas, en las cuales aisló siete imparables y tres carreras inmaculadas, mientras a su tocayo García los Vegueros le ligaban seis cohetes e igual cifra de bases, buenos para anotarle seis veces (cinco limpias) en faena de cuatro y un tercio.

Tomado de Cubadebate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *