Lluvias para aliviar

Los organismos pertenecientes al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos alertan sobre la necesidad de extremar las medidas ante la situación hídrica del territorio.

Pues contrario a lo que pudiera pensarse, las lluvias de las últimas semanas no aminoran la escasez de agua que padece la provincia avileña. Para una recuperación al menos parcial del manto freático se requerirán grandes volúmenes de precipitaciones, hecho que hasta la fecha no ha sucedido.

En lo que va de año los chubascos han estado por debajo de la media histórica y el mes de junio clasifica como el segundo más seco de los últimos 30 años. Situación que empeora el panorama en los embalses y acuíferos subterráneos.

Según declaraciones de Orisbel Ruiz Malbáez, subdelegado técnico del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en Ciego de Ávila, las presas del territorio se encuentran al 10, 2 por ciento de llenado, lo que en cierta medida garantiza el balance de agua demandado para el año.

Entre las medidas propuestas por la máxima dirección en la provincia para afrontar la crítica situación sobresale la eliminación de los salideros, prohibir el llenado de piscinas en viviendas y entidades sociales así como la reorganización por sectores del abasto de agua a varios consejos populares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *