Más unidades gastronómicas remozadas en La Habana de cara a sus 500 años

Camino a su medio milenio, y en saludo también al aniversario 60 del triunfo de la Revolución, esta capital sigue rescatando emblemáticas unidades gastronómicas que, además de brindar un mejor servicio a la población, embellecen el entorno, como sucede ahora con el restaurante-bar Yang Tsé, en el Vedado, y el Fruticuba (sodería) de 58 y 41, en Playa.

Los miembros del Comité Central Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana, y Reynaldo García Zapata, presidente del gobierno en la provincia, al asistir a la reapertura de esos establecimientos pidieron a sus trabajadores esmerarse en la calidad de la atención al pueblo, de las ofertas, y en el cuidado y mantenimiento de la instalación.

Desde las 12 del mediodía y hasta las 10 y 45 de la noche, abrirá sus puertas todos los días al público el Yang Tsé, ubicado en la céntrica intersección de 23 y 26, y especializado en comida china con variados menú en pesos cubanos, y a precios asequibles, explicó a la prensa Pedro Busquet Famadas, director general de la Empresa Restaurantes de La Habana.

Cerca de seis años llevaba cerrada esta unidad, que reabrimos hoy con 17 platos elaborados a partir de pescado, mariscos, pollo y carne de cerdo, y en cuya reparación además de los constructores y de nuestra empresa, participaron la Industria Cubana del Mueble e Inoxidable Varona, con el mobiliario y equipos de cocina, dijo a la ACN Antonio Reyes, su administrador.

Torres Iríbar exhortó al colectivo a competir con los mejores restaurantes del habanero Barrio Chino, en busca de la necesaria excelencia en los servicios.

En la Sodería de 58 y 41, en Playa, (antiguo Fruticuba), varios vecinos les expresaron a las máximas autoridades de la capital la alegría y satisfacción por contar en lo adelante con un complejo gastronómico que incluye una heladería con variados sabores, una unidad al aire libre para la venta de jugos y batidos de frutas, y un parque infantil.

Entre los primeros consumidores estuvieron varios adolescentes, quienes contaron a la ACN que el local “ha quedado muy bonito, bien pintado, con aire acondicionado, sus áreas exteriores remozadas, el mobiliario se ve nuevo, el helado que acabamos de probar está exquisito, las bolas son grandes y el precio, barato; solo falta que todo esto se mantenga”.

El Primer Secretario del Partido en la capital conoció que la sodería tiene una capacidad para 40 comensales, cuenta con una mini planta para producir diariamente 400 litros de helado, y a partir de la gestión de su administración y de la Empresa Provincial de Recreatur y Turismo, a la que pertenece, no debe tener problemas con el suministro estable de frutas.

Raúl Macías, vicepresidente del Órgano de la Administración en Playa, manifestó a la ACN que el rescate del céntrico y populoso establecimiento era una demanda de la comunidad, y también forma parte de las obras sociales que se reparan gracias a la contribución territorial, y que se entregan por estos días en saludo a los 500 años de La Habana y al aniversario 60 de la Revolución.

Heladería de 41 y 58, en Playa, La Habana. Foto: Omara García/ ACN.

Bar del reinaugurado restaurante de comida china, Yang-Tsé. Foto: Omara Carcía/ ACN.

Luis Antonio Torres, primer secretario del Partido en La Habana, y Reynaldo García, presidente del gobierno en la provincia, intercambian con usuarios de remozados establecimientos gastronómicos. Foto: Omara García/ ACN.

Luis Antonio Torres, primer secretario del Partido en La Habana, y Reynaldo García, presidente del gobierno en la provincia, intercambian con usuarios de remozados establecimientos gastronómicos. Foto: Omara García/ ACN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *