Medidas efectivas para contener la propagación de la COVID-19 en el hospital Antonio Luaces Iraola

El evento activo en el Hospital Provincial Antonio Luaces Iraola de Ciego de Ávila es uno de los más complejos del territorio por ocurrir en el único centro asistencial de su tipo en la cabecera provincial. El número de casos positivos a la COVID-19 que ha arrojado este evento es otro de los puntos alarmantes, pues ha comprometido a trabajadores, pacientes y acompañantes.

Bajo el régimen de una cuarentena modificada, diversas y multisectoriales medidas se acometen en la institución para poner fin a la transmisión del nuevo coronavirus. En ello se han involucrado directivos de diferentes centros, trabajadores del propio Hospital Provincial y especialistas de otras provincias.

Con el objetivo de limitar la movilidad al máximo, se crearon dos grupos con un total de 170 trabajadores que permanecen laborando en el Luaces Iraola, y posteriormente cumplen con un período de aislamiento. Para ellos se han garantizado, además, todos los medios de protección y las condiciones de trabajo para cumplir con su tarea.

En un primer momento, cuando inició el evento de transmisión institucional, se realizaron más de 3 mil PCR-RT al personal de la salud, así como a pacientes y acompañantes. En estos momentos, se les realiza las pruebas a todas las personas que asisten al servicio de urgencias de Respiratorio, tanto de adultos como de niños, a los ingresos que ocurren en cada jornada y a los trabajadores que se incorporan al servicio.

En el centro hospitalario se refuerza la exigencia sanitaria, así como la higienización de los locales durante las 24 horas del día. Un grupo de enfermeras intensifican, también, el trabajo de promoción de salud y las charlas educativas.

Actualmente, el índice de ocupación de la institución se encuentra a un 48 por ciento. Esto permite tener la disponibilidad de camas y locales para separar a los nuevos ingresos y a los que deben estar en aislamiento por presentar síntomas del nuevo coronavirus.

El doctor Julio Verdecia Reyes, director del Hospital Provincial de Holguín Vladimir Ilich Lenin, quien apoya las acciones para mitigar el avance de la COVID-19 en Ciego de Ávila, señaló, en la Revista Especial de Televisión Avileña, que con la ejecución estricta de las medidas establecidas los resultados epidemiológicos se apreciarán en un breve período. El galeno reconoció además la labor del personal sanitario del territorio y de otras provincias e hizo un llamado a la población a cooperar con el cumplimiento de las normas higiénicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *