Multiplican sus esfuerzos los agroazucareros avileños

Las reparaciones de los cuatro centrales de Ciego de Ávila con vistas a la zafra 2018-2019, marcan más del 82 por ciento de avance en su ejecución y con la calidad requerida, lo cual es demostrativo de los esfuerzos realizados.
Hasta la fecha estaba a la vanguardia el colectivo del ingenio Ciro Redondo, con un 87 por ciento de adelanto, seguido por la fábrica-refinería Ecuador, el Primero de Enero y el Enrique Varona González.
El ingeniero Eduardo Larrosa Vázquez, director general de la Empresa Azucarera de la provincia, aseveró que no tendrán dificultades con las fechas de arrancada; incluso, estamos tratando de adelantarlas algunos días, de acuerdo con las posibilidades de cada planta moledora, afirmó.
A partir del próximo domingo comenzarán ejercicios de zafra con carga, primero por el Ecuador y seguidamente por los restantes centrales, entre ellos el Enrique Varona, que concluirá el ciclo de pruebas la venidera semana para comprobar los efectos experimentales de molida, informó el dirigente.
En relación con el alistamiento de la maquinaria agrícola, de las 108 cosechadoras tradicionales del modelo KTP, restaban unas 41 para completar su parque, mientras las de tecnología avanzada de la marca CASE presentaban dificultades por la no entrada a tiempo de algunas piezas y componentes.
Un significativo progreso se muestra en los camiones de moderna tecnología, pues únicamente faltaban tres por su acondicionamiento, entre tanto, los del modelo KAMAZ están preparados, según Danilo Fernández Madrigal, subdirector de la empresa.
Los trabajadores, técnicos, especialistas y racionalizadores que participarán en la contienda en Ciego de Ávila, tienen el objetivo de lograr una campaña muy por encima de la anterior, al disponerse de mayor materia prima y organización laboral.
Fernández Madrigal manifestó que se prevé buen comportamiento de los estimados cañeros y el área a moler es bastante adecuada, ya que el propósito es cumplir lo planificado en el tiempo programado para seguir atendiendo las plantaciones con rendimientos de más de 40 toneladas por hectárea como mínimo.
Entre las acciones de los cosecheros para aprovechar al máximo el suministro de caña a los tándems, los operadores de combinadas y alzadoras, camioneros y tractoristas, han hecho el firme compromiso –en pleno campo– de cortar el dulce tallo a ras de tierra, de manera que no se dañen las cepas y sea mayor el aporte a los basculadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *