Paisajes de camino y luz en Ciego de Ávila

La luminosidad de las obras es apreciable
La luminosidad de las obras es apreciable

Paisajes de camino y luz, exposición personal de Carlos Alberto Casanova Aróstegui, se exhibe en la galería Raúl Martínez de la ciudad cabecera, como parte de las actividades colaterales a la inauguración del VI Salón Regional de Paisajes René Rodríguez.

Un total de 12 obras desbordantes en luminosidad, sombras, y perspectivas, evidenciaron su íntima interpretación de la naturaleza que evoca reminiscencias estéticas del movimiento impresionista, aprehensor indiscutible de las esencias del paisaje como género pictórico.

En los cuadros de Casanova puede inferirse la hora del día y la estación del año por el empleo de la luz y la atmósfera recreada, pues  la pincelada modula las sensaciones de una naturaleza captada en su máximo esplendor.

Por su parte, los caminos trazan una línea imaginaria que se bifurca en la inmensidad del horizonte y obliga a la composición del cuadro a regodearse en sus ondulaciones.

Los colores limpios, puros, vigorosos, y los acertados contrastes y empastes nos hacen reconocer, al instante, la frondosidad de un árbol de flamboyán o la imagen reflejada sobre un espejo de agua, para confirmar que ha pintado tanto en tan poco tiempo que su trabajo roza la madurez.

Carlos Alberto Casanova Aróstegui, nació en Camagüey y desde la década del ‘90 del siglo pasado cultiva el paisajismo con una técnica depurada que le ha valido, no solo el reconocimiento y admiración de su público, sino premios y reconocimientos en certámenes nacionales e internacionales.

Permanecerá expuesta durante todo el verano, todo un “lujazo” para el público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *