Parecía que no, pero sí

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Parecía que la leyenda de los Tigres llegaba a su fin, que esta vez se quedarían fuera de la posibilidad de luchar por incluirse en la segunda fase, que no tenían argumentos para reponerse y volver a ser el equipo más competitivo de la última década en Cuba.

Once derrotas en 15 desafíos, nueve de ellas en casa, anunciaban la debacle de los tres veces titulares de Cuba y actuales subcampeones.

Heridos en lo más profundo, los avileños cruzaron el Golfo de Batabanó en busca de un sueño que a muchos le parecía imposible. Pero con dos triunfos ante la Isla de la Juventud en la doble jornada de jueves, regresaron a zona de comodín y aunque la tarea sigue siendo difícil, el camino parece más despejado.

En Nueva Gerona le resta un partido que no se efectuará hoy por las lluvias, quizás mañana si el tiempo lo permite salgan a la grama porque no podrán regresar hasta que esté restablecido el transporte marítimo.

Por el momento, con descanso activo, Roger y su tropa siguen de cerca a sus rivales directos. Hoy amanecieron en la octava posición, con el mismo balance que Sancti Spíritus, igualados también con los Alazanes de Granma, a quienes superaron en el compromiso particular y con un juego de ventaja sobre Villa Clara.

Les queda Pinar del Río, que al parecer habrá que reprogramar la subserie, pero espirituanos y villaclareños serán rivales en el cierre y uno de ellos perderá al menos dos desafíos y tiene grandes posibilidades de decir adiós.

Lo cierto es que Tigres y aficionados respiran, quizas las lluvias como en ocasiones anteriores, beneficien a uno de los equipos que nadie quiere enfrentar en los llamados comodines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − dos =