Primeros pasos con destino a la Tarea Vida

Esta experiencia benefició a unos 7,8 kilómetros de playa en la cayería norte avileña.
Esta experiencia benefició a unos 7,8 kilómetros de playa en la cayería norte avileña.

Cuba es responsable del 0,08 % de las emisiones contaminantes globales propagadas a la atmósfera. Pese a esta baja cifra el cambio climático representa un gran riesgo para el archipiélago antillano.

El aumento de las temperaturas, el surgimiento de huracanes de gran intensidad, la sequía y el avance del nivel del mar son algunos de los efectos ocasionados por este fenómeno y que afectan en demasía a nuestro país.

Debido a la necesidad de adoptar medidas más proactivas la Tarea Vida, un Plan de Estado aprobado en el mes de abril, se implementa en el 68 por ciento de los municipios cubanos. En Ciego de Ávila las acciones se enfocan en territorios como Baraguá, Venezuela, Chambas, Majagua, Morón y Bolivia.

Rafael Pérez Carmenate, delegado territorial del CITMA, comentó que en la localidad avileña se trabaja en la orientación y capacitación de directivos de los organismos implicados en los escenarios priorizados, y agregó que el Consejo de la Administración Provincial labora en el diagnóstico de las principales vulnerabilidades de la localidad.

El desarrollo turístico en la región suscita también la búsqueda de estrategias para lograr la sostenibilidad de las actividades que se desarrollan en la cayería norte y sur.

Esta zona es escenario de labores enfocadas en la preservación de los ecosistemas costeros como la recuperación y limpieza de playas y dunas, la construcción de pasarelas para acceder a las áreas de baño y la promoción de la educación ambiental.

Pérez Carmenate alegó además que se realizan obras hidrotécnicas enfocadas en eliminar la intrusión salina como la reparación de diques y limpieza y diseño de nuevos canales.

Entre otras labores que se acometerán en la provincia sobresalen la reducción de la densidad demográfica en las zonas bajas costeras, el aseguramiento de la disponibilidad de agua y la reforestación para una mayor protección de los suelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *