Rechaza juventud cubana nueva maniobra de Estados Unidos

La nueva maniobra del Gobierno de Estados Unidos de crear una Fuerza de Tarea en Internet, con el pretexto de “promover el libre flujo de información en Cuba”, constituye una injerencia que busca subvertir el orden interno en el país, denuncia hoy el diario Juventud Rebelde.

Esta oferta del gobierno estadounidense llega envuelta en papel celofán, pero el supuesto regalo es altamente venenoso por su contenido subversivo, que pretende influir, de manera especial, en los más jóvenes, advierte el periódico en un editorial.
Tal como lo han hecho en el pasado, los funcionarios estadounidenses emplean frases seductoras para disfrazar sus obsesiones e intereses espurios; ahora siguen los mandatos del presidente Donald Trump.

“Ni por la fuerza ni por la seducción” es el título del artículo, que alude al memorando presidencial de junio de 2017 en el que Trump anunció un cambio de política hacia Cuba que implicó el reforzamiento del bloqueo, la restricción de viajes y un retroceso en las relaciones bilaterales.

El editorial, a propósito de la primera reunión que tendrá lugar este miércoles en el Departamento de Estado de EE.UU. sobre la citada Fuerza de Tarea en Internet, recuerda que la intención de utilizar las nuevas tecnologías para desestabilizar el orden interno en Cuba no es nueva.

En ese sentido, cita el Proyecto Zunzuneo, el llamado Twitter cubano, una red secreta de mensajería creada por la Agencia de EE.UU. para la Asistencia Internacional (Usaid) con una clara intención política, dirigida directamente a la juventud cubana.
Zunzuneo era solo la punta del iceberg de las operaciones encubiertas, que en los últimos tiempos han incluido la utilización de empresas fantasmas en terceros países y la contratación de mercenarios tecnológicos disfrazados de empresarios.
El diario apunta asimismo al montaje de operaciones ilegales secretas y el uso de fondos clandestinos, “con el único propósito -siempre fracasado- de dividir al pueblo cubano y derrocar la Revolución”.

 De igual forma el texto se refiere a “dos ejemplos de una práctica injerencista que se ha mantenido hasta hoy”: la salida al aire de la mal llamada Radio Martí, precedida por la creación de la Comisión Presidencial para la Radiodifusión hacia Cuba en 1981 y TV Martí.     
Cuba no necesita de ninguna Fuerza de Tarea en Internet. Gracias a la voluntad política del Estado cubano, la informatización de nuestra sociedad avanza por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos, a pesar del bloqueo genocida, el principal obstáculo al desarrollo del país.

La política de informatización marcha con paso seguro para beneficio de toda la sociedad, particularmente de sus niños, adolescentes y jóvenes, muchos de ellos protagonistas de lo alcanzado, gracias a la grandeza de la obra educacional.

Ante la creación de este Grupo Especial que se reúne hoy en el Departamento de Estado para elucubrar nefastos planes contra Cuba, nuestra juventud responde con la misma convicción de Fidel el 29 de julio de 2000: “La Revolución cubana no podrá ser destruida ni por la fuerza ni por la seducción”, concluye el editorial. 

Tomado de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *