Recupera vitalidad corredor de aves migratorias en norte avileño

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

La cayería norte de Ciego de Ávila recupera su vitalidad como uno de los escenarios cubanos que forma parte del corredor de aves migratorias en el archipiélago Sabana-Camagüey, luego de los estragos que provocó el huracán Irma.

María del Carmen Olivera Isern, directora de la Unidad de Medio Ambiente en la delegación territorial del CITMA, informó a la ACN que los plumíferos constituyen una de las principales riquezas naturales muy apreciadas en Jardines del Rey.

La especialista aseguró que con el paso de los días los pájaros vuelven a cantar y se avistan ejemplares de la mariposa galana, bijirita chica, títere playero, zarapico blanco y el víreo de las Bahamas, entre otros.

También se observan colonias de flamencos rosados, una de las especies de animales que más sufrieron los impactos del meteoro, pero para tranquilidad de todos, estas aves, de gran belleza y alto valor contemplativo, ya cuentan con las condiciones de alimentación y descanso para reproducirse, agregó.

Las lluvias y los fuertes vientos del fenómeno Hidrometeorológico afectaron a más del 95 por ciento la vegetación en esos islotes, pero el proceso de recuperación ha sido muy rápido, explicó Olivera Isern.

Están inventariadas en Jardines del Rey unas 230 variedades de aves, más del 60 por ciento de las registradas en Cuba y una cifra significativa migratoria.

En esta área, donde la naturaleza hace gala, abundan los guanos de costa, uvas caletas, mangles, cocoteros y almácigos, florestas que sirven de refugios al gavilán caracolero, la gallinuela de agua dulce y el tocororo, este último reconocido como el ave nacional de Cuba.

Información de ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =