Reducen brigadas cubanas en Venezuela amputaciones del pie diabético

El Programa del Buen Vivir para el Diabético es el responsable de los loables resultados que se exhiben en Venezuela, donde se redujo las amputaciones de las extremidades inferiores hasta el 0, 16 %, la cifra más baja en la historia de la colaboración cubana en la hermana nación, que enfrenta un alza de la demanda por el nocivo estilo de vida de la población.

Los procedimientos aplicados por las brigadas cubanas en 22 de los 24 estados venezolanos en más de 3 000 000 de atenciones médicas, en muchos de los casos a través del Heberpro-P o su similar aquí el Esprotnepider que facilitaron las cosas en un país que registra más de 2 000 000 de personas con diabetes mellitus.

Jesús Serpa, paciente venezolano, enfatizó en la oportunidad que representó la alianza entre Cuba y Venezuela que le permite hoy caminar, cuando en las clínicas privadas que acudió les realizaron los análisis preliminares para la amputación del pie derecho, pero a tiempo conoció del trabajo realizados por los cubanos y esa fue su salvación.

Loida Gaffaro de Varela, primera coordinadora del programa en Venezuela, manifestó su satisfacción por lo avanzado en el Buen Vivir del Diabético, y le adjudicó el éxito a las brigadas cubanas por el nivel de dedicación, preparación científica y el humanismo demostrado para enfrentar la calamitosa situación que tenían los pacientes locales.

El décimo primer aniversario del programa El Buen Vivir para el Diabético fue el colofón del homenaje a esos hombres y mujeres que se dedican por en entero para elevar la calidad de vida de los enfermos venezolanos, por la aplicación de un tratamiento integral, en congruencia a las prácticas establecidas en la mayoría de los centros asistenciales de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *