Reforma constitucional, reto para Marianas de estos tiempos

En diálogo con Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), féminas de esta ciudad oriental coincidieron al afirmar que la reforma constitucional es un reto de gran trascendencia para las integrantes de la organización en el país.
Desempeñar un papel activo y convocar a todas las personas de la comunidad, para lograr su participación en el proceso, constituyen el bautismo de fuego de las Marianas de estos tiempos, afirmó la dirigente, quien visitó la provincia de Granma a propósito de la conmemoración, este martes, del aniversario 60 de la creación del pelotón femenino Mariana Grajales.
La dirigente femenina ponderó el ejemplo de aquellas combatientes que, apoyadas por el Comandante en Jefe Fidel Castro, lucharon en la Sierra Maestra por la definitiva independencia de la Isla.
Seguidamente, llamó a la reflexión y preguntó sobre la mejor forma de rendir honor a esas singulares guerrilleras, a lo cual las dirigentes de base, cuadros profesionales y otras mujeres presentes en el intercambio respondieron con una sola frase: esfuerzo y trabajo permanentes.
Inspiradas en esas valerosas compañeras, las féminas de hoy tienen entre sus principales misiones aportar, junto a sus familias, al debate popular del proyecto de Constitución de la República, para lo cual se deben aprovechar al máximo las fortalezas de la FMC en los barrios, afirmó Amarelle Boué.
Entre esas potencialidades, identificó la presencia en las comunidades de líderes naturales, profesoras, juristas y otras federadas con buena preparación y facilidad de expresión.
Lo más importante –dijo- es estudiar el documento, prepararse, dar argumentos y explicar las innumerables razones que nos asisten para defender la nueva Carta Magna.
Durante el conversatorio, la secretaria general de la FMC se refirió, además, a los desafíos que enfrenta la organización de cara a su X Congreso, como el envejecimiento poblacional y la consiguiente salida del empleo activo de muchas mujeres, quienes se dedican al cuidado de sus familiares.
Otros retos están relacionados con el embarazo en la adolescencia, la baja natalidad, y la corresponsabilidad entre familia, escuela y sociedad en la formación de las nuevas generaciones, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *